PALMA, 26 Mar.

    La Policía Nacional ha detenido este jueves a un hombre, de 34 años de edad, como supuesto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa por procurar ahogar a su compañera de piso en Palma.

    Conforme ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa, los hechos ocurrieron la madrugada de este pasado jueves, cuando por medio de la Sala CIMACC del 091 entró una llamada en la que se comunicaba que se estaba generando una riña en un domicilio de la barriada de Pere Garau, en Palma.

    Los agentes se desplazaron entonces hasta el sitio de los hechos y, una vez allá, un vecino les señaló que había escuchado fuertes golpes y a una mujer chillando en un domicilio, motivo por el que los policías se dirigieron a dicho piso, encontrándose la puerta abierta de la residencia y a una mujer que presentaba heridas en la mano y estaba nerviosísima.

    La mujer señaló a los policías que no la dejaba salir, en alto estado de nerviosismo, escuchando en ese instante a otra mujer chillando y dando golpes desde una de las estancias del domicilio, con lo que los agentes entraron en el interior.

    Una vez en la residencia, en frente de la puerta del baño, la mujer les señaló que se hallaban en el interior, suplicando que la salvaran, tirando los agentes la puerta abajo, mientras que oían chillidos de la víctima.

    Cuando los funcionarios policiales abrieron la puerta, observaron a un varón sujetando a una mujer del cuello realmente fuerte y también procurando ahogarla con la técnica del mata león --asfixiándola con uno de los brazos rodeándola por el cuello--, consiguiendo la víctima librarse del ahora detenido merced a la intervención de los policías, quienes al ver lo ocurrido procedieron a la detención del varón como supuesto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.

    PROBLEMAS DE CONVIVENCIA

    El detenido, que había arrendado una habitación a las 2 mujeres por medio de un anuncio, llevaba según parece un par de semanas comportándose de forma violenta y también intimidante tanto verbal como físicamente, habiendo presentado, la víctima, demanda por lesiones sufridas por un puñetazo un par de días atrás.

    Este jueves, el hombre había dejado el gas abierto, mientras que conminaba de muerte a las mujeres, pudiendo ir de manera rápida a cerrar el gas.

    Exactamente el mismo día de los hechos, víctima y detenido estaban sosteniendo una discusión, instante en el que la mujer le señaló que iba a llamar a la policía y este la tiró presuntamente al suelo, levantándola seguidamente y empujándola contra el lavatorio para encerrarse con ella en el interior hasta la llegada de los agentes, golpeándola en su interior contra la puerta, para más tarde cogerla del cuello para procurar ahogarla cuando escuchó a los agentes en el exterior del habitáculo.

    Por esta razón, los Policías Nacionales procedieron a la detención del varón como supuesto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.


    Buscar
    Quizás te interese...