PALMA, 17 Mar.

    La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 52 años como supuesto autor de un delito de malos tratos en el campo familiar, tras autolesionarse para de esta manera coartar a su expareja a fin de que volviese con él.

    Conforme ha informado la Jefatura Superior de Baleares en una nota de prensa, los hechos ocurrieron en la mañana de este martes, una vez que la víctima abandonase el domicilio. Momentos después recibió unas fotos de su expareja autolesionándose, a fin de que volviese con él.

    Seguidamente la mujer asimismo recibió repetidas llamadas de su hijo, diciéndole que su padre y supuesto autor de los hechos, se estaba lesionando.

    Conforme el relato de los agentes, la víctima decidió dar aviso a la policía, tras, además de esto, percibir mensajes de su expareja en los que conminaba con matarse.

    Una vez en el sitio, los agentes llamaron en reiteradas ocasiones a la puerta del domicilio, sin conseguir contestación alguna, hasta el momento en que llegó la víctima, que facilitó las llaves del inmueble dejando el acceso a exactamente la misma.

    Al abrir la puerta, los agentes examinaron las estancias del domicilio y encontraron en una habitación a un varón con el semblante manchado de sangre y con un cuchillo en sus manos, que lanzó al suelo a requerimiento de los policías.

    Tras asegurar la zona, los agentes verificaron que en la otra habitación estaba el hijo de la pareja, asustadísimo, que abandonó el domicilio al lado de la víctima.

    Conforme han señalado, en el mes de febrero la víctima decidió terminar con la relación tras interponer una demanda contra el ahora detenido, sin que el atacante admitiera la resolución.

    Según lo que parece, los malos tratos psíquicos eran frecuentes en el domicilio familiar, habiendo interpuesto la víctima demandas precedentes. En este contexto, se detuvo al varón por un delito de malos tratos en el campo familiar cara su expareja sentimental.


    Buscar
    Quizás te interese...