PALMA, 14 Mar.

    La Policía ha detenido a un hombre, trabajador de una compañía de Palma, dedicada a la compra y venta, alquiler y mantenimiento de bienes raíces rústicos y urbanos, por presuntamente apropiarse de dinero y material a lo largo de su jornada de trabajo.

    Conforme ha informado la Policía este domingo en una nota de prensa, la compañía fue la que denunció frente a los agentes que un trabajador podría estar cometiendo diferentes hechos delictivos contra el patrimonio empresarial, estableciéndose el valor de lo sustraído o defraudado en más de 20.000 euros.

    Los agentes, por medio de la documentación entregada por la parte de la compañía en la demanda inicial, comprobaron la supuesta actividad ilegal llevada a efecto por el ahora detenido, encargado de efectuar las compras de la compañía, estableciéndose 3 'modus operandi' por la parte de este para cometer los delitos denunciados.

    DIFERENTES 'MODUS OPERANDI'

    El primero de los 3 'modus operandi' usados por el detenido conforme los funcionarios policiales, era sustrayendo comburente. Según lo que parece, el trabajador asistía personalmente al repostaje de múltiples automóviles, acompañado de otros trabajadores, llenaba garrafas de
    gasolina y las cargaba a cargo de esos automóviles, destinándola, no obstante, al suyo.

    Los otros empleados si bien no se lucraban tampoco pusieron en conocimiento de la compañía este extremo. De esta manera se calculan 1.000 euros sustraídos.

    Otra forma de operar del empleado, ha añadido la Policía Nacional, era aprovechándose de su condición como encargado de la compañía, que le habilitaba para hacer compras valoradas de más de 100.000 euros a lo largo de un par de años.

    Esas compras se hacían en empresas grandes dedicadas en venta de productos de ferreterías, mantenimiento y afines. Ciertos objetos y efectos comprados al cargo de la compañía eran más tarde devueltos por él y abonados o en mano o bien en su cuenta. Así se apropió aparentemente de unos 5.000 euros.

    Por último, la última forma que tenía para substraer era que parte del material y efectos comprados representando a la compañía a los distribuidores, eran revendidos por este o se los quedaba para su empleo personal, así se estima en cerca de 16.000 euros el lucro conseguido por el convocado trabajador.

    La Policía, una vez conseguidas las pruebas precisas, este pasado
    martes ha procedido a la detención del supuesto autor de los hechos por múltiples delitos contra el patrimonio.


    Buscar
    Quizás te interese...