PALMA, 8 May.

    La Policía detuvo este pasado jueves a un hombre de 21 años, como supuesto autor de un delito de hurto de manera fuerte en interior de un vehículo.

    Conforme ha informado la Policía Nacional este sábado en una nota de prensa, los hechos ocurrieron a las 03.20 horas de la madrugada del pasado jueves, cuando los agentes efectuaban patrullaje precautorio por la barriada de Foners.

    Los agentes pudieron observar a un varón dentro de un vehículo, removiendo los efectos que se hallaban en la guantera, con lo que procedieron a interrogarle por encontrarse en vía pública, dado el toque de queda impuesto por la COVID-19.

    El varón procurando tapar su semblante, comenzó a manifestar versiones contradictorias, al unísono que los policías pudieron darse cuenta de que la luna trasera del vehículo se hallaba completamente fracturada y la bandeja del maletero en el suelo.

    Asimismo en la vía pública se encontraron múltiples prendas y una piedra con restos de sangre, pudiendo observar los agentes pequeñas heridas en las manos del varón, que presentaba restos de sangre.

    La maneta de la puerta delantera se hallaba, además, forzada, sin poderse cerrar de nuevo; el cristal de la ventana fragmentado, los
    asientos traseros abatidos cara delante y el interior del vehículo completamente revuelto.

    Entre sus posesiones, el varón de 21 años de edad tenía una cartera con documentación a nombre de otra persona.

    Por semejantes motivos, los agentes procedieron a la detención del
    varón como supuesto autor de un delito de hurto fuertemente en interior de vehículo.


    Buscar
    Quizás te interese...