PALMA, 11 Ene.

    Un hombre ha admitido una pena de un par de años de prisión por tener en Palma un laboratorio furtivo de fabricación de drogas.

    Su defensa y la Fiscalía han alcanzado un pacto en una vista anterior en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares, lo que ha eludido la celebración del juicio.

    De esta forma, ha visto sensiblemente rebajada la pena de cárcel que se solicitaba, originalmente de un par de años y 9 meses de cárcel. Aparte de la prisión, el acusado va a deber abonar una multa de 103.000 euros.

    Los hechos tuvieron sitio en 2017, cuando la Policía Nacional descubrió el convocado local furtivo pues se produjo un incendio en un interior.

    Dentro hallaron material y también instrumentos convenientes para fabricar estupefacientes, para más tarde repartirlos y venderlos a terceras personas. Además, la Policía se requisó de diferentes cantidades de DMT (droga psicodélica) y anfetamina.


    Buscar
    Quizás te interese...