PALMA DE MALLORCA, 10 Nov.

    Los centros de educación de las Islas van a deber ventilar los espacios para prevenir la renovación del aire un mínimo de 15 minutos ya antes de comenzar la jornada, entre cambios de clase y tras cada empleo, y deberán usar medidores de CO2 para contrastar que la ventilación es suficiente, en las nuevas medidas para frenar la expansión del COVID-19 en los institutos.

    La Conselleria de Educación, Universidad y también Investigación ha presentado las nuevas medidas este miércoles a la Mesa Sectorial de Educación. Conforme han indicado en una nota de prensa, se trata de una ampliación de las medidas ya actuales que obedece a los nuevos datos que se conocen sobre el COVID-19.

    La propuesta, presentada por el directivo general de Planificación, Ordenación y Centros, Antoni Morante, ha sido aprobada unánimemente entre todos y cada uno de los sindicatos representados en la Mesa.

    NUEVAS MEDIDAS DE VENTILACIÓN

    La nueva resolución amplía las instrucciones para asegurar una buena ventilación de los espacios cerrados de los centros. Todas y cada una de las salas o bien espacios comunes van a deber contar con ventilación, natural o bien forzada; en caso contrario no se van a poder emplear.

    Los espacios se van a deber ventilar a diario -incluyendo los corredores del centro de ser posible-, el tiempo preciso para permitir la renovación del aire. La novedad es que el mínimo de 5 minutos pasa ahora a 15.

    Se aconseja, siempre y cuando resulte posible, emplear ventilación cruzada -abrir ventanas o bien puertas de paredes opuestas-, y se van a deber sostener las ventanas abiertas toda vez que la climatología lo deje.

    Para contrastar que la ventilación es suficiente, los centros van a deber emplear medidores de CO2. Como medida complementaria -mas no sustitutiva-, se pueden usar purificadores fijos o bien portátiles de aire con filtros de alta eficiencia.

    La Conselleria ha recordado que financiará con 1,2 millones de euros la adquisición de equipamientos medidores de CO2 y filtros HEPA.

    Sobre esto, el sindicato Unión General de Trabajadores ha pedido aclarar de qué forma se van a facilitar estos aparatos y si se va a dejar la responsabilidad a los equipos directivos. Asimismo demandan un aumento de los recursos para hacer viable que los equipos directivos puedan cumplir las medidas.

    Por otro lado, Unión General de Trabajadores estima que no queda claro el "radio de 2 asientos cerca de un caso" que se define como contacto estrecho en un autobús en el documento. Del mismo modo, plantea servicios médicos de apoyo para los centros.

    ACTIVIDAD FÍSICA

    Por otra parte, la Conselleria ha añadido un protocolo concreto para clases presenciales que incluyan actividad física. Las instrucciones van desde la organización de actividades para conjuntos estables -siempre y en toda circunstancia sosteniendo distancias de seguridad, mascarilla y sin compartir materiales ni equipamientos- hasta pautas como priorizar actividades sin contacto físico.

    Se aconseja que toda vez que resulte posible las clases se hagan en instalaciones o bien espacios al aire libre o bien en la naturaleza.

    Si se hacen actividades en las que no se debe emplear la mascarilla, hay que organizarlas en subgrupos de manera fácil reconocibles, que no deben interaccionar entre sí. De esta forma, de producirse algún caso de contagio, se va a poder favorecer el estudio de contactos y se van a deber aislar menos pupilos.

    Asimismo se incluyen recomendaciones para las enseñanzas de F.P. de actividad física y deportiva y para las enseñanzas deportivas de régimen singular. En este apartado, el empleo de instalaciones deportivas fuera del centro escolar va a deber comprenderse como una prolongación del mismo centro enseñante, con lo que no se van a aplicar los aforos establecidos con carácter general para los polideportivos.

    DANZA

    Finalmente, se establecen reglas concretas para las enseñanzas artísticas de danza. Aparte de proseguir las consideraciones generales, para actividades estáticas de media o bien de alta intensidad se requiere un mínimo de 4 metros cuadrados por persona; y la distancia de seguridad se acrecentará en las actividades de intensidad elevada o bien, cuando impliquen desplazamiento, dependiendo de la velocidad.

    El empleo de la mascarilla va a ser obligatorio para todo el estudiantado en espacios cerrados cuando se efectúen actividades de intensidad baja. A dicho efecto el profesorado debe organizar la intensidad de las cargas y los tiempos de restauración, y efectuar las adaptaciones oportunas para eludir inconvenientes de hipoxia o bien falta de adaptación cardiorrespiratoria a las demandas físicas.

    Los ejercicios de intensidad moderada o bien alta que se efectúen en espacio al aire libre, toda vez que se garanticen las distancias de seguridad, se asegure el seguimiento de las medidas de higiene y de protección, se evite el contacto físico y no se comparta material, se van a poder efectuar sin mascarilla.


    Buscar
    Quizás te interese...