PALMA DE MALLORCA, 5 Ene.

    El 17,4 por ciento de las especies de briófitas de Baleares, que son plantas terrestres no vasculares, se halla en situación de peligro, conforme asegura un libro publicado por medio de la Conselleria de Medio ambiente y Territorio.

    El 'Libro colorado de las briófitas conminadas de las Illes Balears', que se puede descargar gratis en el sitio web del Govern, examina el estado de conservación de todas y cada una de las especies briófitas del archipiélago y también identifica aquellas plantas que están conminadas.

    La obra, que identifica hasta 350 especies, explica que las especies briófitas, que por norma general son poco perceptibles y que tienen un papel "fundamental" en el funcionamiento de los ecosistemas, se pueden dividir en 3 categorías, que son hepáticas, musgos y antóceras.

    Este libro, que ha sido efectuado por el botánico mallorquín Llorenç Sáez señala que la mayor parte de estas especies se hallan en ambientes húmedos, eminentemente en la Serra de Tramuntana, donde se halla el 70 por ciento de estos ejemplares.

    En conjunto se han identificado 60 especies de briófitas conminadas en Baleares, primordialmente en las zonas montañosas, mas asimismo se pueden localizar especies en situación de peligro en terrenos secos descubiertos y en zonas ribereñas, ha indicado el Govern en una nota de prensa.

    De estas 60 especies, que representan el 17,4 por ciento de la brioflora del archipiélago, 15 corresponden a hepáticas y 45 a musgos. Del total de especies, 19 se hallan en riesgo crítico, 17 están en riesgo y otras 24 son frágil.

    Conforme los datos presentados, el 90,1 por ciento de las briófitas de Baleares se hallan en Mallorca, si bien Menorca y también Ibiza asimismo tienen extensiones similares, pese a que la diversidad en especies es considerablemente más alta en la primera de estas islas.

    Conforme especifica el libro, este factor se debe a una notable diversidad litológica, puesto que en Menorca los terrenos silicios ocupan extensiones esenciales, y por la existencia de una buena representación de diferentes zonas higrófilas, considerablemente más escasas en Ibiza.

    Específicamente, Mallorca cuenta con 277 especies conminadas, que ascienden hasta 286 si se incluyen las subespecies y las variedades, que supone el 80,5 por ciento del total de las especies de briófitas del archipiélago.

    La zona del archipiélago con mayor concentración de especies de briófitas conminadas se halla en el macizo del Puig Major, con un total de 25 organismos, que representan el 41,6 por ciento del total de estas especies conminadas.

    Además, la Serra de Tramuntana cuenta con otros espacios poblados con 11 especies conminadas y 3 exclusivas, que se reparten entre el macizo de Massanella, el torrente del Gorg Blau, la zona de Tossals y Cúber-El Ofre.

    Por último, el Ejecutivo ha señalado que Baleares cuenta asimismo con otras 6 especies conminadas en la zona occidental del ayuntamiento de Ferreries, en Menorca, donde brotan los terrenos silicios y las balsas temporales, que hacen posible la existencia de briofíticos singulares.


    Buscar
    Quizás te interese...