PALMA, 21 Feb.

    El 54 por ciento de los empresarios de Baleares espera acrecentar su facturación este 2021, a pesar del impacto de la pandemia en la mayor industria del archipiélago, el Turismo, conforme se extrae del informe 'Perspectivas España 2021: Baleares', efectuado por KPMG al lado de CEOE.

    Este informe asocia el impacto de la pandemia en el Turismo a que las compañías de las Islas presenten una de las visiones más negativas sobre la circunstancia actual y sean precavidas en sus previsiones para los
    próximos 12 meses.

    De esta forma, el 94 por ciento de los empresarios encuestados considera la coyuntura económica actual de la zona como "mala" o bien "muy mala", prácticamente 20 puntos sobre la media nacional.

    No obstante, 3 de cada 4 compañías de la zona (76 por ciento ) piensan que van a poder sortear la crisis aplicando medidas. Quizá por este motivo, el 54 por ciento de las compañías las Islas prevé que su facturación se acreciente en 2021, en frente de un 32 por ciento que adelanta que reducirá.

    En este sentido, las previsiones de inversión y plantilla son fatalistas. El 48 por ciento de las compañías baleares apunta que su inversión reducirá, mismo porcentaje que asegura que reducirá su plantilla. Las dos cifras superan en prácticamente 15 puntos el sentimiento del conjunto del país.

    Los planes de internacionalización, además, se sostendrán de una forma estable para el 44 por ciento de los encuestados, muy online de las compañías a nivel nacional.

    IMPACTO DE LA COVID-19 EN LAS EMPRESAS DE BALEARES

    En lo que se refiere al impacto de la COVID-19 en las compañías de Baleares, el informe de KPMG y CEOE revela que estas han debido redefinir su estructura operativa y de costos, lo que a veces ha obligado a incorporar ajustes.

    Específicamente, en el caso de las compañías baleares, ha perjudicado en especial a plantillas --el 79 por ciento de encuestados ha aplicado ajustes en esta área--, inversiones (77 por ciento ) y los costos de producción (62 por ciento ).

    La caída de la demanda, singularmente en el Turismo, ha hecho que, además, 3 de cada 4 compañías de Baleares hayan efectuado reestructuraciones operativas o haya financiado o bien refinanciado deuda.

    Estas 2 operaciones, predice el informe, proseguirán siendo las más habituales en los próximos 12 meses, en los que asimismo se va a poner el foco en pedir fondos del Plan de Restauración Europeo --de esta manera lo va a hacer el 42 por ciento de los encuestados--, cerrar coaliciones --el 40 por ciento de los participantes prevé efectuarlo-- y en activar procesos de adquiere --el 35 por ciento de las compañías realizará este género de operaciones--.

    Sobre el Plan de Restauración Europeo, solo el 10 por ciento de las compañías baleares descarta optar a estos fondos. Un 61 por ciento responde que sí procurará acceder a esta financiación, cifra sensiblemente superior a las compañías nacionales (46 por ciento ).

    Mientras que, entre las políticas palanca del plan bautizado 'España Puede', la que lúcida mayor interés entre el empresariado de las comunidad es la modernización y digitalización del tejido industrial y la pyme, donde se incluye la restauración del Turismo --74 por ciento de los encuestados--. Seguidamente, se ubica la transición energética justa y también inclusiva (35 por ciento ).

    En los próximos 12 meses, asimismo se calcula que ocupen un sitio señalado en la agenda de los directivos del archipiélago la mejora de procesos y la transformación de la compañía. El 83 por ciento y el 63 por ciento de compañías baleares, respectivamente, incluyen estos aspectos en sus prioridades estratégicas.

    "El análisis de datos y la optimización de los procesos dejarán delimitar una oferta de servicios atrayente y adaptada para los turistas, que, tarde que temprano, volverán", explica en el informe el asociado responsable de KPMG Baleares, Francisco Albertí.

    Además de esto, sigue, "incorporando criterios de sostenibilidad, circularidad y eficacia energética, esta oferta responderá a las crecientes demandas de un turismo respetuoso con su entorno".

    PRINCIPALES AMENAZAS PARA LAS COMPAÑÍAS DE LAS ISLAS

    Con respecto a las primordiales amenazas para las compañías de Baleares, 3 de cada 4 compañías incluyen los peligros de demanda y más de la mitad (52 por ciento ) ubica en ese conjunto los peligros de pérdidas.

    Por esta razón, la adaptación a los nuevos hábitos de consumo resalta como primordial reto para el 62 por ciento de compañías de Baleares en la nueva realidad, seguida muy de cerca por la digitalización y la administración de personas, que marca el 60 por ciento de los encuestados.

    El carácter prioritario de la digitalización queda, del mismo modo, patente en los planes de inversión de las compañías del archipiélago, con un 54 por ciento de los encuestados asegurando que invertirá en herramientas tecnológicas.

    VALORACIÓN DE MEDIDAS ECONÓMICAS Y EXIGENCIAS AL GOBIERNO

    Además, por lo que respecta a las medidas económicas aprobadas por el Gobierno de España para limitar el impacto de la COVID-19, el informe revela que aquellas que tienen mejor valoración entre empresas de las Islas son los ERTE --el 81 por ciento piensa que han sido positivos-- y los acredites del ICO (75 por ciento ). El resto de las disposiciones analizadas en esta encuesta tienen un impacto mayoritariamente neutro.

    A pesar de la valoración de las medidas económicas, los encuestados demandan como medida primordial al Gobierno central la eficacia del gasto público --el 67 por ciento piensa que debería figurar entre las prioridades del Ejecutivo--. Le prosiguen las reformas estructurales y la simplificación administrativa, que demanda el 48 por ciento de empresas de Baleares.

    En el campo regional, las primordiales demandas al Ejecutivo son la simplificación administrativa, que apoya el 69 por ciento de los encuestados, la eficacia del gasto público (63 por ciento ) y la minoración de la presión fiscal (50 por ciento ).

    Conforme con la opinión expresada por las compañías baleares, las prioridades en política fiscal habrían de ser los incentivos a la inversión --71 por ciento de los encuestados--, las medidas proclives a favorecer la liquidez (65 por ciento ) y, con el 56 por ciento , la simplificación de la fiscalidad y la seguridad jurídica

    RECUPERACIÓN ECONÓMICA

    Por último, con respecto a la restauración de la economía, la mayor parte de los encuestados considera que esta va a tardar por lo menos un par de años en llegar a generarse. El 72 por ciento de empresarios de Baleares, en verdad, no aguarda recobrar sus niveles de ventas ya antes del fin del año 2022.

    Conforme el informe de KPMG y CEOE, el ritmo de restauración va a venir en gran medida determinado por la evolución de la enfermedad y de las campañas de inmunización masiva que comenzaron a fines del pasado año 2020.

    Por esta razón, las compañías de Baleares prevén mayoritariamente que se convivirá con la COVID-19 a lo largo de más de un año. Un 37 por ciento de los encuestados, en verdad, de esta forma lo cree. Mientras que, un 13 por ciento reduce ese plazo a un máximo de 6 meses y un 29 por ciento a un máximo de 12. Con todo, una de cada 5 empresas de las Islas estima que el virus terminará siendo endémico.


    Buscar
    Quizás te interese...