El Parque Nacional presenta los resultados parciales de un proyecto de campo europeo

    PALMA DE MALLORCA, 21 Nov.

    El 93,8 por ciento de los restos recogidos en las playas de Cabrera son plásticos, conforme una investigación desarrollado, en el marco del proyecto Plastic Busters MPAs.

    Conforme ha informado la Conselleria de Medio ambiente y Territorio del Govern este sábado en una nota de prensa, el Parque Nacional de Cabrera ha participado, esta semana, en el sexto encuentro del Comité directivo del proyecto Plastic Busters MPAs, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del programa Interreg Mediterranean.

    A lo largo de un par de días, una cuarentena de representantes de los 15 asociados implementadores han analizado y debatido la progresión del proyecto, empezado en 2018 y que tiene el propósito de abordar el impacto de los restos marinos en las áreas protegidas ribereñas y pelágicas mediante acciones que abordan todo el ciclo de administración de los restos marinos, desde el monitoreo y la evaluación hasta la prevención y la mitigación.

    El Parque Nacional de Cabrera es parte del proyecto como asociado y como uno de los 12 espacios conduzco donde se desarrollan o se desarrollarán proyectos (demos) de monitoreo, prevención y mitigación de restos marinos. El monitoreo se está desarrollando por fases en las playas de Es Burrí, Enciola y Els Palangrers y hoy, se han clasificado 11.434 ítems con un peso global de 141 kilogramos.

    El estudio, que todavía no está finalizado, ha consistido en recoger y clasificar los restos encontrados en estas 3 playas de la isla de Cabrera. En estas labores, han participado voluntarios de Cruz Roja. Desde la metodología de clasificación del proyecto, se determina que el 93,88 por ciento de los restos recogidos eran plásticos, suponiendo un 87,32 por ciento del peso del total.

    Por tipologías, el 24,18 por ciento de los restos recogidos han sido plásticos de entre 2,5 centímetros y 50 centímetros. Seguidamente, se han ubicado los tapones de botella, en un porcentaje del 14,38 por ciento . En tercer lugar, se han recogido piezas de polietireno de entre 2,5 centímetros y 50 centímetros, en una proporción del 12,86 por ciento .

    Por último, en lo que se refiere al proyecto, la Conselleria ha enfatizado que se ha marcado un plazo de 4 años con el propósito de dar un diagnóstico cuantitativo y cualitativo de los impactos de los restos en el mar en las Áreas Marinas Protegidas (AMP) del mediterráneo.

    En esta línea, ha apuntado que la estrategia pasa por desplegar una estrategia multidisciplinar y el marco de acción común desarrollado en la iniciativa 'Plastic Busters' dirigida por la Universidad de Siena y la Red Mediterránea de Soluciones de Desarrollo Sustentable. Esta iniciativa enmarca acciones prioritarias precisas para combatir los restos del mar en el Mediterráneo.

    El Parque Nacional de Cabrera es una de las 4 AMP que participan en el proyecto juntamente con el Parque Nacional del archipiélago toscano (Italia), el Parque Nacional Marí de Zakynthos (Grecia) y el santuario de Pelagos (Francia y también Italia).


    Buscar
    Quizás te interese...