PALMA DE MALLORCA, 15 Nov.

    Si bien al comienzo del curso escolar ciertos presagiaban un aumento de las cantidades de absentismo escolar como consecuencia del coronavirus, la Conselleria de Educación, Universidad y también Investigación asegura que la actual situación es de "tranquilidad", algo que viene dado por "el bajo índice de transmisión que registra el sector". En esta línea, el sindicato independiente de enseñantes ANPE coincide en que "no hay datos significativos" de absentismo en el archipiélago.

    "Hubo una o bien 2 familias por clase que no llevaron a los pequeños al instituto a lo largo de la primera semana, mas cuando vieron que no había pasado nada trágico, los volvieron a traer", asegura una profesora de primaria de un centro de Palma. "Mi instituto es un planeta aparte, ya por sí teníamos absentismo y ahora con el coronavirus se ha ofendido mucho más", lamenta otro maestro del mismo ayuntamiento. "En mi escuela solo tenemos un caso", agradece otra enseñante de Campos.

    En verdad, y conforme con lo que afirman fuentes del Govern, una de esta maestras festeja que las familias, sobre todo las de los pupilos de infantil, "están muy tranquilas". "Les dio mucha seguridad saber que sus hijos no se mezclarían con pupilos de otras clases", explica. Pese a esta valoración, precisa que "siempre y en todo momento hay salvedades de gente que se queja", mas agradece que "la mayor parte de los progenitores están conformes con las normas".

    PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

    Para encarar el posible incremento de casos de absentismo escolar a consecuencia de la pandemia del coronavirus, el Govern publicó en el mes de septiembre un protocolo de actuación dados estos casos. Además de esto, ha contratado a 25 educadores sociales, que se aúnan a otros 26 profesionales ya existentes, para prevenir, reducir y suprimir el absentismo y el abandono prematuro, entre otros muchos comportamientos derivados de contrariedades sociales.

    Conforme explica la orientadora de un instituto de Manacor, este año se han dado 2 situaciones diferentes: familias que deciden no llevar a sus hijos al centro por el hecho de que este o bien algún familiar son personas de peligro, y otras que lo hacen sin presentar justificación alguna. En todo caso, esta trabajadora remarca que, tratándose de pupilos en edad de escolarización obligatoria, el Govern "solicita que se haga un acompañamiento esencial a las familias".

    "Si se prueba que es un riesgo que el pequeño vaya a la escuela, no se efectuaría un protocolo de absentismo, se haría un seguimiento", señala la orientadora. Por otro lado, tratándose de un caso de 'homeschooling', que es una práctica mediante la que el estudiante es educado en su casa o bien en un centro no homologado, "sí se debe activar un protocolo" y, como señalan las instrucciones, avisar a la Fiscalía de Menores.

    Esta trabajadora asimismo remarca que, en el caso del absentismo no justificado, "siempre y en toda circunstancia se procura charlar con la familia para explicarle que esto no se puede hacer y para informarles de que se va a abrir un protocolo". De esta forma, resalta que "nunca" se procederá a aplicar el protocolo sin ya antes haber intentado que el pupilo asista al instituto, puesto que "es un derecho esencial que los pupilos puedan venir a la escuela, de ahí que lleva por nombre escolarización obligatoria".

    "Mi escuela es un planeta aparte, un contexto absolutamente diferente a cualquier otro instituto de Palma", remarca un profesor de primaria, que resalta que el centro en el que trabaja acostumbra a acoger a pupilos de bagajes muy, muy diferentes, ciertos de ellos con situaciones familiares difíciles. "Hay pupilos que eran absentistas ya antes y ahora lo son mucho más", destaca. Además de esto, lamenta que, "en el momento en que una familia es absentista por sí, difícilmente va a haber un giro positivo".

    CASOS DE ABSENTISMO PREVIO

    También, este maestro asevera que, de casualidad, en su centro, se han dado múltiples casos de pupilos que aseguran que no van al instituto debido a la situación sanitaria actual mas, no obstante, después se descubre en sus expedientes que amontonaban faltas de asistencia en cursos precedentes. "Hay una madre que afirma que su hija no viene por el coronavirus, mas el expediente muestra que el año pasado ya era absentista", afirma.

    La sicóloga del Instituto Oficial de Sicólogos de Baleares (Copib) Shannon de Jesús manifiesta que, en los casos no justificados, el absentismo es "terrible" a nivel social, puesto que "los menores precisan el aprendizaje a través del contacto con los otros", y ha precisado que, frente a una falta de "relaciones con sus iguales", podrían "desarrollar una falta de herramientas sociales".

    "Es esencial que los pequeños tengan contacto con otras personas que no sean papá y mamá", resalta la sicóloga. Además de esto, asegura que las efectos del absentismo "son más evidentes en infantil y en primaria que en secundaria" por el hecho de que en esas edades es cuando los menores "aprenden a relacionarse con sus iguales". "El término del juego es un aprendizaje en sí", declara.

    Otra profesora de infantil de un instituto de Palma explica que, si bien en su escuela no se han registrado casos de absentismo debido a la pandemia en los cursos de primaria, sí que tienen 5 casos de pupilos de 3 a 6 años que no van a clase y que no lo justifican contundemente. "Si bien son 5 casos, como la asistencia no es obligatoria, al final, se deja estar", reconoce.

    Con relación a esto, la orientadora explica que el centro siempre y en toda circunstancia procurará que el pupilo vaya al instituto "para prevenir y fomentar su desarrollo y su aprendizaje". También, afirma que "la idea no es que por el hecho de que sea infantil el absentismo dé igual" y reclama que "si les han apuntado a clase es por el hecho de que desean que el pequeño venga". En el caso de que no se llegue a un pacto, el centro va a poder dar de baja al pupilo en cuestión.

    ADAPTACIÓN SATISFACTORIA POR PARTE DE LOS MENORES

    Por otro lado, en lo que se refiere a la vuelta escolar de esta 'nueva normalidad', la sicóloga del Copib festeja que la adaptación de la mayor parte de los estudiantes del instituto privado en el que trabaja "ha sido brutal", puesto que estima que los pupilos han normalizado las medidas de seguridad a una velocidad "alucinante" y ha asegurado que la mayor parte de estos pequeños "prosiguen las 'normas del juego' muy bien, tal y como si no pasase nada".

    También, critica que el empleo de la mascarilla en clases de infantil y primaria puede producir una perdida de hasta el 70 por ciento de la comunicación, puesto que "en estas edades, los pequeños aprenden de la comunicación no verbal y de las muecas, que son súper expresivas". Además de esto, De Jesús asimismo lamenta la brecha digital y apunta que se deberían estudiar formas de calmar las diferencias que esto puede suponer para los pupilos.

    Mientras que el Govern no predice una subida significativa de los casos de absentismo escolar frente a la segunda ola de coronavirus que reta a Europa, el sindicato independiente de enseñantes ANPE estima que, "probablemente", los faltas de asistencia "van a subir cuando la segunda ola de la pandemia esté más avanzada". En todo caso, los profesores resaltan "la seguridad y la confianza que prueban la mayor parte de padres".


    Buscar
    Quizás te interese...