IBIZA, 2 Abr.

    El actor Micky Molina ha quedado en libertad pendiente de juicio tras ser detenido este miércoles en el Aeropuerto de Ibiza por resistencia y desobediencia a la autoridad.

    Conforme ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), el actor compareció este jueves frente al juzgado de guarda, el de Instrucción número 2 de Ibiza, después protagonizar un altercado en el aeropuerto con la Guarda Civil.

    El actor llegó a la Isla sobre las 22.00 horas de este miércoles y va a ser convocado a un juicio por un delito leve de amenazas a agentes de la autoridad y por trastocar gravemente el orden público.

    Ya en el verano de 2019, el actor fue investigado en Ibiza por un delito contra la seguridad vial, por un atropello a una pequeña en un parking de un restaurant de Santa Eulària. Tras someterse al test de alcoholemia, el actor dio positivo en las 2 pruebas.

    La familia de la pequeña defendió al actor con un comunicado en el que explicó que Molina "no pudo eludir que el vehículo se desplazara levemente cara adelante tocando tenuemente a la pequeña, la que, al ver que el vehículo se iba hacia ella, se echó al suelo, ocasionándose como consecuencia ciertos rasguños en las rodillas al rozar con arena y asfalto".

    Conforme expresaron entonces los progenitores de la pequeña, "Miguel nos solicitó reiteradas veces perdón muy atribulado y tras el percance se ha puesto en contacto con nosotros día tras día para interesarse por el estado de la pequeña, pidiendo continuamente excusas y lamentando lo sucedido" El actor vive una gran parte del año en Ibiza.


    Buscar
    Quizás te interese...