La Fiscalía solicita 9 años de prisión y 18.000 euros de indemnización

       PALMA, 9 Jun.

       El hombre acusado de rajar a otro con una botella de cristal rota en Palma ha reconocido este miércoles frente a un Tribunal el ataque, aunque ha negado que quisiese matar a la víctima y ha asegurado que apenas recuerda nada pues estaba "bebido y empastillado".

       La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares juzga este miércoles por tentativa de homicidio a este hombre, para el que la Fiscalía solicita 9 años de prisión y 18.000 euros de indemnización. El accidente tuvo lugar en el mes de mayo 2015 en el Parque Blanco de la barriada de Corea, en Palma.

       La Fiscalía mantiene que el acusado empezó una discusión con un hombre y, en el trascurso de exactamente la misma, presuntamente actuando con la pretensión de terminar con la vida de este, tomó una botella de cristal que se encontraba en el sitio, golpeándole la cabeza, lo que provocó que la botella se rompiese. Conforme la Fiscalía, entonces el acusado cogió uno de los cristales de la botella y se lo clavó al hombre en distintas unas partes del tórax.

       El acusado ha contado que tiene "lagunas" y que no recuerda lo ocurrido. "Cuando la Policía me enseñó las fotografías no podía opinar que había hecho eso", ha declarado.

       ((Va a haber ampliación))


    Buscar
    Quizás te interese...