PALMA, 29 Abr.

       El trabajador de un pub de Magaluf acusado de homicidio por una agresión a un turista, que murió en el centro de salud días después, se ha dirigido este jueves al Jurado que juzga estos hechos para proteger que es inocente. "Ruego justicia", ha dicho.

       El acusado ha hecho empleo de su derecho a la última palabra en un alegato en el que ha roto a plañir. "Solo solicito una cosa: justicia. No deseo clemencia. Mandarme a cárcel no va a hacer justicia para la víctima, solo es cometer otra injusticia", ha declarado.

       "No di una patada a la víctima. Nunca en la vida he hecho o bien haría una cosa así", ha insistido el británico, que ha incidido en que no hay "ninguna prueba" que le señale. "Absolutamente nadie me ha acusado de nada, solo la Fiscalía", ha apostillado.

       El hombre ha asegurado que a lo largo de la investigación se han cometido "fallos graves" y que la Fiscalía, en vez de "admitir sus errores", ha "continuado con este sinsentido".

       El juicio, que se festeja desde la semana pasada en la Audiencia Provincial de Palma, ha finalizado este jueves. El Jurado se reunirá el primer día de la semana para empezar a deliberar el resolución.

       Los hechos tuvieron sitio la madrugada del 27 de abril de 2018 en Magaluf, en el local donde trabajaba el primordial acusado, en la zona de Punta Ballena. La víctima es un ciudadano norirlandés de 30 años que se hallaba de vacaciones en Mallorca.

       En el banquillo se sientan 2 hombres, un británico de 38 años acusado de homicidio y un de España de 40 años, el encargado del bar, acusado de encubrimiento. La Fiscalía solicita 12 años de prisión por el asesinato y un año y 8 meses por el encubrimiento. Asimismo pide una indemnización de 10.000 euros para los progenitores de la víctima y 25.000 para cada uno de ellos de sus hijos.


    Buscar
    Quizás te interese...