PALMA, 20 Abr.

    El regidor de Capdepera, Rafel Fernández, ha mandado este martes un escrito dirigido al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el que pide investigar la actuación de la Guarda Civil y el esclarecimiento de los hechos ocurridos desde el pasado 2 de abril, cuando se generó una agresión a agentes locales en Cala Rajada.

    El texto asimismo está dirigido a la directiva general de la Guarda Civil, María Gámez, y al Defensor del Pueblo, Francisco M. Fernández Marugán.

    En el escrito, el regidor expone los hechos ocurridos el pasado Viernes Santurrón, 2 de abril, cuando tuvo lugar una agresión a 2 miembros de la Policía Local de Capdepera, como consecuencia de la que dichos agentes padecieron lesiones que hoy aún no han sanado y continúan de baja laboral.

    "Dada la superioridad numérica de los atacantes no se pudo en ese instante proceder a la detención de los atacantes, redactándose más tarde el pertinente informe de los hechos al efecto de dar comienzo al preceptivo atestado policial para primeramente investigar los hechos y, proceder después a la detención de los posibles autores", apunta el regidor, quien agrega que se trasladó esta información a la Guarda Civil de Artà.

    En el escrito, Fernández estima que, desde el día de los hechos hasta el día 5 de abril de 2021, la comparecencia de los supuestos atacantes "se dilató mucho en el tiempo". "En ningún instante precedente fueron detenidos, sino, como ya se ha dicho, la entrega fue voluntaria", apunta.

    De este modo, el regidor apunta que los hechos descritos "podrían ser constitutivos de faltas disciplinarias por la parte del Cuerpo de la Guarda Civil", con lo que solicita la práctica de una información reservada para "el esclarecimiento de los hechos, y en el caso de observarse irregularidades, la determinación de sus supuestos responsables y la procedencia de empezar o bien no el procedimiento sancionador".

    Cabe rememorar que, el pasado 14 de abril, el regidor afirmó que había rastros de que la actuación de la Guarda Civil "no fue la correcta". "Debería haber actuado de otra forma", aseveró, para después precisar que las actuaciones se deberían haber efectuado exactamente la misma tarde de la agresión.

    CALVO "SE RIÓ" DE LA PETICIÓN

    El regidor de Capdera señala en el escrito que, el pasado 14 de abril, a lo largo de una asamblea con la encargada del Gobierno, Aina Pelado, y el coronel jefe de la Guarda Civil de Baleares, este último se reafirmó en su versión de los hechos.

    Conforme con el regidor, Pelado "se rió de la petición" del Municipio, a fin de que se abriese una investigación con el objetivo de repasar los hechos, "por hallarla absurda".


    Buscar
    Quizás te interese...