PALMA DE MALLORCA, 12 Dic.

    El Municipio de Palma ha establecido nuevas medidas en aplicación del Decreto 20/2020, de 9 de diciembre, por el que se han adoptado una serie de medidas temporales y inusuales con motivo de salud pública para la contención de la COVID-19 en Mallorca, y que ha establecido que el toque de queda se avanza en las 22.00 horas.

    Conforme ha informado el Municipio de Palma este sábado en nota de prensa, una de las medidas adoptadas desde esta jornada es el cierre del iluminado de Navidad a las 22.000 horas en el tramo que entiende las calles Borne, Unión, La Rambla, Jaime III, plaza Mayor y Santa Eulàlia. Asimismo, ha añadido, se va a apagar el árbol de Navidad del parque del Mar.

    En estos puntos, donde se concentra una buena parte de la actividad comercial y restauradora de Urbe, el iluminado se va a cerrar en el instante en que comienza el toque de queda, ha señalado el Consistorio, que ha apuntado que en el resto de Palma el iluminado proseguirá encendido, por el momento, hasta las cero.00 horas.

    En comparación con objetivo de las nuevas medidas, el Municipio de Palma ha señalado que este es reducir la incidencia de la COVID-19, al unísono que acompañar al nuevo decreto del Govern para eludir el peligro de colapso de los centros de salud y resguardar la salud de las personas.

    UNAS MEDIDAS QUE SE SUMAN A LAS ADOPTADAS YA ESTE JUEVES POR CORT

    Estas medidas, ha recordado, se han sumado a las adoptadas este pasado jueves, cuando se estableció que las patrullas de la Policía Local situadas en los puntos más en el centro de Palma efectuando labores de vigilancia serían itinerantes para eludir aglomeraciones; como se fijó que se avanzaba el horario de cierre de las instalaciones deportivas del Instituto Municipal del Deporte (IME), que van a cerrar a las 21.30 horas.

    Otras de las medidas adoptadas este pasado 10 de diciembre fueron, ha añadido Cort, el mantenimiento de las actividades propias, que se desarrollan en espacios seguros y siguiendo siempre y en toda circunstancia las medidas sanitarias vigentes; como no permitir el acceso al interior del árbol de Navidad ubicado en el Parc de la Mar. Además de esto, se fortaleció la señalización en la zona con las reglas sanitarias que se deben proseguir, asimismo en los exteriores, o sea mantenimiento de la distancia de seguridad, empleo obligatorio de mascarilla y lavado de manos con gel hidroalcohólico.

    Con todo, ha recordado que las recomendaciones establecidas marcan que se deben priorizar los espacios exteriores, donde asimismo se deben proseguir las recomendaciones sanitarias, esto es, eludir las aglomeraciones, sostener la distancia y disminuir al mínimo la movilidad.


    Buscar
    Quizás te interese...