PALMA, 2 Mar.

    El Municipio de Palma está ejecutando obras de mejora en climatización en 5 escuelas infantiles municipales de la urbe -Son Roca, Médano, Santa Catalina, Ciutat Antiga y Son Ferriol-, por un precio de más de un millón de euros.

    El regidor de Palma, José Hila, el regidor de Educación y Política lingüística, Llorenç Carrió, han visitado este martes por la mañana las obras, acompañados de y la gerente del Patronato Municipal de Escuelas Infantiles, Francisca Niell.

    Las obras consisten en la instalación de equipamientos de climatización que incluyen sistemas de renovación de aire.

    El regidor ha asegurado que la educación pública es una de sus prioridades y que por este motivo apuestan por "prosperar las condiciones y las infraestructuras, para tener espacios dignos" para los pequeños. "Actuamos allá donde advertimos una falta para solventarla y que los más pequeños gocen de un buen ambiente y de un servicio educativo de calidad", ha declarado Hila.

    Por su lado, Carrió ha explicado que estas obras "persiguen la creación de ambientes saludables como una parte del proyecto pedagógico del centro".

    Las deficiencias en materia de climatización se acentúan a lo largo de los meses de verano, en tanto que los centros no disponen de un sistema de aire acondicionado. En este sentido, en en el mes de noviembre de 2018 se hizo cargo la redacción de un proyecto concreto de climatización para distintas guarderías municipales. De ellas, se priorizaron 5 actuaciones en las escuelas más viejas que continúan abiertas a lo largo del verano.

    En el mes de agosto de 2020 se adjudicaron las obras. De ellas, se han terminado las de Ciutat Antiga y s'Arenal, pendientes de firmar el final de obras; en Son Ferriol y Son Roca se hallan en fase final; y para finalizar, se prevé comenzar en Pascua las obras en la escuela infantil de Santa Catalina.

    Desde Cort han recordado que "la renovación del aire es una de las claves para crear espacios sanos, en tanto que deja quitar las bacterias, el moho y los ácaros del polvo, que pueden provocar problemas médicos, como irritación de nariz, garganta y ojos, tos, cefalea, mucosidad y cansancio". Estos sistemas asimismo suprimen la humedad y olores.

    Además de esto, el Municipio ha remarcado que "es esencial cambiar la temperatura y la calidad del aire conforme las actividades de los niños".


    Buscar
    Quizás te interese...