PALMA, 19 Ene.

    El área de Modelo de Urbe, Residencia Digna y Sostenibilidad del Municipio de Palma trabaja para incluir nuevas restricciones en el nuevo Plan General para eludir que haya ampliaciones en las salas de juego y apuestas de la capital abalear.

    Conforme ha explicado en una conferencia de prensa la regidora de Modelo de Urbe, Neus Truyol, se estudia la posibilidad de acrecentar las distancias que tienen que tener estas "actividades nocivas" con respecto a establecimientos educativos, sanitarios o bien espacios donde haya afluencia de gente de colectivos frágiles, con la meta de reducir estas salas "a la mínima expresión".

    Truyol ha hecho este anuncio tras explicar que el Consejo de Gerencia de Urbanismo ha retirado una petición de ampliación por la parte de una sala de apuestas ubicada en el distrito de Foners. Conforme la regidora, Cort tiene competencias para dar o bien no una licencia para hacer esta actividad de obras, al tiempo que la licencia de actividad de sala de juego la da el Govern tirotear.

    Sin embargo, ha señalado que se ha analizado a fondo este caso pues Cort desea un aclaración por la parte del Govern, puesto que esta sala está cerca de un parque infantil. De esta manera, cuando el Ejecutivo autonómico haya dado una contestación, el consistorio va a decidir si se prosigue o bien no con la tramitación de este expediente y si se puede realizar la ampliación.

    Por último, Truyol ha recordado que se han aprobado peticiones en el Municipio donde se etiquetan esta clase de actividades como "enormemente problemáticas y perjudiciales para la salud pública". "Como Municipio nos oponemos de una forma definitiva a la proliferación de salas de juegos", ha concluido.


    Buscar
    Quizás te interese...