El barrio de Génova, en Palma, entre los que más han subido de precio con la crisis del COVID-19, según Idealista