IBIZA, 23 Ene.

    La isla de Ibiza continuará cerrada perimetralmente desde este sábado una vez que la presidente del Govern, Francina Armengol, firmase este viernes un decreto que limita la entrada y salida de personas en la Isla.

    El motivo es el aumento exponencial de contagios que se está registrando en Ibiza con más de 3.200 casos activos, conforme los últimos datos.

    La medida se extenderá hasta el 30 de enero y también incluye poder entrar o bien salir de Ibiza para desplazamientos a entidades de finanzas y de seguros; efectuar actuaciones requeridas o bien urgentes frente a los órganos públicos, judiciales o bien notariales; renovar permisos y documentación oficial, como otros trámites administrativos inaplazables; hacer exámenes o bien pruebas oficiales improrrogables o bien por motivos de fuerza mayor.

    También, se deja viajar a Ibiza o bien desde la Isla para asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; el cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o bien empresariales; la asistencia a centros enseñantes y educativos; el regreso al sitio de vivienda frecuente o bien familiar o bien el cuidado de gente mayor, entre otros muchos.

    Tras conocerse esta medida, la consellera de Salud, Patricia Gómez, y el presidente del Consell de Ibiza, Vicent Marí, valoraron como "muy adecuado" este cierre perimetral. Desde el Govern abalear apuntaron que han contactado ya con Delegación del Gobierno para organizar estos controles en los puertos de la Isla y en el aeropuerto de Ibiza.

    Sobre la situación epidemiológica de Ibiza, desde el Govern reconocieron que ha empeorado velozmente en las últimas semanas. Conforme la portavoz, el pasado 24 de diciembre la incidencia amontonada a 14 días era de 158,9 casos/100.000 habitantes, mas desde entonces prosiguió un aumento de tipo exponencial hasta los 1.814,6 casos por cada 100.000 habitantes.

    NIVEL 4 EN FORMENTERA

    En paralelo, el Consell de Govern excepcional festejado este viernes aprobó subir a nivel 4 la alarma sanitaria en Formentera.

    Este nivel es efectivo desde este sábado y hasta el 30 de enero, cuando se examinarán las medidas. El nivel 4 implica, entre otras muchas medidas, avanzar el toque de queda a las 22.00 horas, el cierre de los interiores de bares y restoranes, establecimientos en los que se deja el servicio de comida a domicilio hasta las cero.00 horas y la recogida hasta las 22.00 horas.

    En lo que se refiere a las terrazas de bares y restoranes, se va a poder ocupar hasta un 75 por ciento de la capacidad máxima y cada viernes, sábados y vigilias de festivos, las terrazas deberán cerrar como máximo a las 18.00 horas. Por otra parte, la actividad deportiva al aire libre se deja en conjuntos de máximo 6 personas.

    Además de esto, se establece que solamente se dejan las asambleas familiares y sociales con un máximo de 6 personas, siempre y cuando pertenezcan, como máximo, a 2 núcleos de convivencia, tanto en espacios públicos como privados y tanto en interior como en exterior.

    No están incluidas en la restricción prevista las actividades laborales, institucionales, de transporte y las de los centros enseñantes. Desde el pasado sábado asimismo las entradas y salidas de Formentera están limitadas hasta el 30 de enero.


    Buscar
    Quizás te interese...