PALMA/MADRID, 20 Abr.

    El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por la dirección de CaixaBank este martes va a suponer el despido del 358 trabajadores en Baleares, el 21 por ciento de la plantilla, conforme han confirmado desde CCOO a Europa Press.

    A nivel nacional, la dirección ha planteado el despido de 8.291 personas (el 18 por ciento de la plantilla) y el cierre de 1.534 oficinas (el 27 por ciento de la red actual), transformándose en la reestructuración de mayor extensión efectuada hasta el instante en el ámbito bancario de España, conforme fuentes de la asamblea consultadas por Europa Press.

    El banco ha descartado las prejubilaciones y va a tratar de que las salidas se generen conformemente con la máxima voluntariedad y la meritocracia. El criterio preferente de la adscripción voluntaria va a poder rechazarse por superarse el límite de los excedentes en todos y cada área o bien provincia o bien para eludir un desequilibrio generacional.

    Caso de que no se alcance el sobrante con la adscripción voluntaria, la adscripción se realizase por criterio de mérito, mediante la valoración del desempeño profesional de los últimos tiempos.

    De esta manera, pese a que se preveía que una gran parte de las salidas fuera asumidas por los mayores, el banco pretende que el ajuste sea equilibrado y afecte en un 50 por ciento a personas con más de 50 años y la otra mitad a menores de este límite de edad.

    Del total de despidos propuestos, hasta 5.742 de ellos se van a aplicar sobre sucursales y unos 688 sobre filiales; al paso que 1.611 trabajos se van a recortar en servicios centrales y hasta 250 de ellos en direcciones territoriales.


    Buscar
    Quizás te interese...