El Govern aumenta un 48% las ayudas para familias que no pueden pagar las facturas de luz y gas

PALMA, 26 Oct.

La Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes y la Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática han destinado 400.000 euros a diferentes entidades para atender la pobreza energética de las familias en situación de vulnerabilidad económica, lo que supone un 48 por ciento más que lo que se destinó durante los años 2019-2020.

Según ha informado el Govern en un comunicado de prensa, las entidades son Càritas Mallorca, Càritas Menorca, Cruz Roja y la Associació Pa i Mel.

Éstas se encargarán --una vez se acabe de resolver la convocatoria de subvenciones para paliar la pobreza energética para el periodo 2021-2022-- de gestionar las ayudas para cubrir los gastos básicos vinculados al suministro y al consumo de energía de las familias de las Islas en situación de vulnerabilidad económica.

Se consideran gastos subvencionables los relativos a la cobertura de gastos básicos vinculados al suministro y al consumo de energía (gas y electricidad), los de personal de atención directa y los derivados de la gestión y la tramitación de las ayudas económicas.

En la convocatoria 2019-2020, las entidades Càritas Diocesana de Mallorca, Càritas Diocesana de Menorca y Cruz Roja Española se encargaron de gestionar un presupuesto de 270.000 euros, que permitió atender a 821 familias y dar 2.063 ayudas económicas.

Esta es la tercera convocatoria de subvenciones del Govern para luchar contra la pobreza energética y se financiará a partes iguales por las dos consellerias competentes, la de Asuntos Sociales y la de Transición Energética.

La consellera de Asuntos Sociales y Deportes, Fina Santiago, ha explicado que, además de estas partidas para facturas de luz y gas, el Govern contribuye a cubrir las necesidades básicas de la población en situación de vulnerabilidad a través de otros mecanismos como el Plan de servicios comunitarios, que anualmente destina a los ayuntamientos hasta dos millones para urgencias como no poder pagar el recibo de la luz.

Estas ayudas son complementarias con la Renta Social Garantizada, que reciben 3.712 familias de las Islas con un importe medio de unos 700 euros mensuales.

Santiago ha apuntado que este aumento de la cuantía económica destinada a la pobreza energética responde al aumento de la demanda expresada por las entidades sociales que trabajan en primera línea con las familias.

Por su parte, el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Juan Pedro Yllanes, ha destacado el trabajo del Govern para la democratización de la energía, "que no es más que otra herramienta para combatir la pobreza energética". "Si conseguimos el reto de soberanía energética, podremos no sólo seguir erradicando la pobreza energética, sino también abaratar la factura de la luz", ha añadido.