PALMA DE MALLORCA, 10 Nov.

    La Conselleria de Medio ambiente y Territorio ha anunciado este martes la autorización de la pesca recreativa del cangrejo azul en Mallorca con la meta de frenar su incremento poblacional.

    En una nota de prensa, la Conselleria ha informado de que el directivo general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Pero, el directivo insular de Colaboración i Caza del Consell de Mallorca, Jaume Tomàs, y el estudioso de la Universitat de les Illes Balears (UIB), Samuel Piña, han anunciado el pacto y las condiciones para poder pescar cangrejo azul ('Callinectes sapidus') en la Isla.

    Esta medida se ha consensuado tras múltiples asambleas entre las instituciones para establecer los criterios específicos y las zonas de pesca.

    Desde la Conselleria de Medio ambiente y Territorio se han establecido las condiciones para poder acceder a la autorización de atrapa, aparte de cartografiar los lugares en los que va a estar tolerado. Esta cartografía se anexará con la autorización y asimismo se va a poder preguntar a través del visor del IDEIB.

    Pero ha señalado la relevancia de la "coordinación y cooperación institucional" para poder ejercer un control sobre la "incidencia elevada" de esta especie y sus posibles efectos en la biodiversidad del archipiélago. Por esta razón, ha considerado esta actuación conjunta como un "jalón importante" para dar continuidad a este género de acciones en el resto de islas.

    Por su lado, Tomàs ha valorado la cooperación con el Govern para disminuir al mínimo los efectos de esta especie en las aguas de Mallorca. Igualmente, ha señalado que "va online con la administración sustentable de los recursos y de las especies que impulsamos desde el Servicio de Caza y Pesca Fluvial".

    El Consell de Mallorca, como autoridad eficiente, va a ser la corporación que autorice o bien no la pesca recreativa del cangrejo azul, en el momento en que se publique, en el Folleto Oficial de les Illes Balears (BOIB) la resolución que recoja las condiciones y zonas para hacerlo. Se prevé que las autorizaciones se puedan comenzar a solicitar el 1 de diciembre.

    Entre los requisitos que se demandarán para poder pescar cangrejo azul se hallan, por servirnos de un ejemplo, el de pescarlo solamente con caña y también hilo, con el 'salabret' y pinzas como elementos auxiliares para su extracción del agua. Asimismo va a haber que eliminar un 'quelícero' al cangrejo en el instante de la atrapa y tras regresar a calar.

    Del mismo modo, no se van a poder trastocar las condiciones de la ribera de la zona húmeda abriendo viales o bien marcando la zona de pesca. Tampoco se va a poder pescar en zonas donde haya restos de ningún género en un radio de menos de 10 metros del pescador.

    Una vez se hayan capturado los ejemplares, se deberá presentar correctamente al servicio de caza el resumen de atrapas incluido en la autorización en un plazo máximo de 30 días naturales una vez que concluya la vigencia de la autorización. Los ejemplares extraídos van a ser para consumo propio, en ningún caso para comercializar.

    Se dejará apresar esta especie en 11 zonas de la isla: 3 en el ayuntamiento de Santa Margalida, 2 en el de Pollença, como en Alcúdia, Capdepera, Llucmajor, Manacor, Muro y Palma. El proyecto Calibal, de la UIB, ha facilitado la labor de determinar aquellas zonas donde se puede permitir la pesca recreativa.

    Hay que rememorar que el cangrejo azul no se puede pescar en los espacios naturales protegidos. En este sentido, hay que resaltar que el Parque Natural de s'Albufera es una de las zonas húmedas donde esta especie tiene una alta presencia, por lo que, a través del proyecto financiado por el Impuesto de Turismo Sustentable 'Prats nets d'invasores', se ha podido hacer un control.

    De este modo, la colocación de 12 nasas ha tolerado retirar 1.144 ejemplares de cangrejo azul desde el año pasado: 489 ejemplares en 2019 y 655 en 2020.

    Desde la Conselleria de Medio ambiente y Territorio se han mantenido múltiples asambleas desde agosto con el resto de instituciones implicadas para buscar soluciones conjuntas frente al incremento de población de cangrejo azul, una especie muy insaciable y que ha generado cierta preocupación ambiental.

    El Consell de Mallorca fue la primera corporación que solicitó medidas ordenadas debido a la elevada incidencia del cangrejo azul en la Isla.


    Buscar
    Quizás te interese...