PALMA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Govern abalear no contempla alterar el canon de saneamiento por la crisis económica derivada de la pandemia de la COVID-19, conforme ha asegurado este martes el conseller de Medio ambiente y Territorio, Miquel Mir, en el pleno del Parlament.

    En contestación a una pregunta del Conjunto El PI-Proposta per les Illes Balears, Mir ha explicado que se trata de un canon no se paga a título de empresa sino más bien por la parte de los propios ciudadanos y que es "un canon solidario entre municipios".

    Según el conseller, este canon deja sostener las depuradoras de las Islas en condiciones inmejorables y su carácter es finalista, puesto que todo cuanto se colecta se dedica a políticas del agua. "El ciclo del agua no se para si bien haya pandemia", ha señalado Mir, al unísono que ha añadido que este deja costear las nóminas de numerosos trabajadores de Baleares.

    Por su parte, la miembro del Congreso de los Diputados de El PI Maria Antònia Sureda ha aceptado que este canon ayuda a que las depuradoras de la comunidad funcionen, mas ha recordado que no lo hacen con exactamente la misma intensidad que hace otros años debido a la pandemia de la COVID-19. "Si hay voluntad política podemos hacer una rebaja esencial de cara a un verano que se prevé muy duro", ha indicado.


    Buscar
    Quizás te interese...