IBIZA, 7 Ene.

    La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Pilar Costa, ha subrayado este jueves la "preocupación" del Ejecutivo abalear frente a la "veloz subida" de contagios que se está generando en la isla de Ibiza.

    Conforme ha informado Costa en conferencia de prensa, la incidencia amontonada se ubica en Ibiza a 14 días en 371,84 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone una "subida muy rápida" de casos y, por este motivo, ha vuelto a hacer un llamamiento a la población, si bien es siendo consciente de su "cansancio".

    "Estamos en un instante crítico en lo que se refiere a la incidencia epidemiológica en las Islas y con respecto a la presión sanitaria que supone este incremento", ha lamentado Costa, quien ha señalado que este "cansancio" no puede servir de disculpa para no aplicar las reglas sanitarias.

    La portavoz asimismo ha señalado que la primera tanda de vacunación concluirá dentro de poco en Ibiza, si bien la campaña no debe suponer que no se sostengan los sacrificios para atajar el virus.

    El presidente del Consell de Ibiza, Vicent Marí, por su lado, ha recordado que se han reunido con agentes sociales, patronales y sindicatos, como con los alcaldes de la Isla, para examinar la situación y fortalecer la coordinación entre administraciones.

    "Se solicitan sacrificios a la población por el hecho de que la situación sanitaria es preocupante", ha recordado Marí con relación a las nuevas limitaciones que se aplican en Ibiza desde este jueves.

    "No se trata de poner sanciones para colectar. Se trata de perseguir aquellos comportamientos incívicos que nos ponen a todos en peligro", ha insistido.

    Los inspectores de Turismo del Consell, las policías locales, inspectores del Govern, la Policía Nacional y la Guarda Civil fortalecerán las campañas de inspección a lo largo del tiempo en el que la Isla continúe en fase 3. El propósito es asegurar que se cumplen las limitaciones a la movilidad, la prohibición de festejar fiestas o bien concentraciones de personas en domicilios privados y las restricciones de aforos, horarios y distancia social en los establecimientos abiertos.

    En este sentido, la consellera de Administraciones Públicas y Modernización, Isabel Castro, ha señalado que van a ser "contundentes".

    MÁS DE 150 ACTAS POR INCUMPLIMIENTOS EN PITIUSAS

    La consellera ha recordado que los operativos conjuntos de inspección se han reforzado con ocasión de las fiestas navideñas. De este modo, desde la activación de estos operativos se han efectuado 1.138 inspecciones en Baleares (263 en Ibiza y 58 en Formentera) y se han levantado 836 actas por incumplimientos de la normativa (139 en Ibiza y 25 en Formentera).

    Por otra parte, desde la entrada en vigor del Decreto ley 11/2020, de 10 de julio, a través del que se establece un régimen sancionador concreto para hacer en frente de los incumplimientos de las reglas sanitarias se han registrado 6.564 demandas (incluyendo las levantadas por otras administraciones que han sido remitidas a la Conselleria de Administraciones Públicas y Modernización), de las que 5.808 corresponden a particulares y 756, a establecimientos.

    En Ibiza se han registrado 1.394 demandas (1.252 a particulares y 142 a establecimientos) y en Formentera, 150 demandas (3 de las que corresponden a establecimientos y 147 a particulares)

    Castro ha recordado que este Decreto contempla sanciones que pueden llegar a los 600.000 euros y al cierre del establecimiento cuando los incumplimientos sean muy graves. Hasta la data, se han cerrado 5 establecimientos en las Islas por incumplimientos muy graves, 3 de ellos en Mallorca, uno en Ibiza y otro en Formentera.

    En la asamblea de este jueves, los alcaldes de Ibiza han pedido al Govern que comiencen a trabajar a la mayor brevedad los informadores Covid-19 y que se acelere el ritmo del Plan Estratégico de Vacunación.


    Buscar
    Quizás te interese...