PALMA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

    El Govern abalear ha entregado este jueves los restos de Miquel Martorell Gelabert, fusilado en 1936, en un acto privado con su familia en el camposanto de Palma.

    Se trata de una de las víctimas recuperadas en la intervención en una fosa común en el camposanto de Llucmajor, conforme ha informado la Vicepresidencia y Conselleria de Transición Energética, Ámbitos Productivos y Memoria Democrática.

    Al acto ha asistido el vicepresidente, Juan Pedro Yllanes, y el secretario autonómico de Memoria Democrática, Jesús Jurado, que han entregado a los familiares el certificado de víctima del franquismo de Miquel Martorell.

    Originario de Bunyola, Miquel Martorell fue fusilado en la vieja carretera de Palma a Portocolom, entre los km 19 y 20, entre los meses de octubre y diciembre de 1936, cuando tenía 35 años. Su cuerpo fue encontrado cerca de una cuneta de la carretera de Palma a Portocolom, con múltiples heridas de bala y las manos atadas a la espalda, conforme recoge la historiadora Bárbara Suau.

    Fue sepultado sin identificar en el camposanto de Llucmajor. Conforme la familia, se sentía perseguido y se había oculto múltiples veces en Alaró.

    Los restos fueron recuperados a causa de las labores de exhumación llevadas a cabo en el año 2019 en el Plan de Fosas del Govern. Fueron identificadas a inicios de 2020 así como las de otros 2 víctimas -Antoni Oliver Jordà, natural de Pollença, y Macià Salvà Coll, del Coll d'en Rabassa. Fueron identificados merced a análisis de ADN y estudios antropológicos efectuados por la Sociedad Aranzadi.

    En el acto de entrega, asimismo han estado presentes el directivo general de Memoria Democrática, Marc Herrera; Maite Blázquez y María Antonia Oliver, en representación de la Comisión de Fosas de las Islas Baleares y de la asociación Memoria de Mallorca, como representantes de los municipios de Bunyola, Llucmajor, Palma, y miembros de la Sociedad Aranzadi.


    Buscar
    Quizás te interese...