Las compensaciones a los perjudicados suponen una rebaja del 40 por ciento sobre el costo de mercado de alquiler en Baleares

       PALMA, 2 Mar.

       El conseller de Movilidad y Residencia, Josep Marí, ha firmado este martes la primera resolución por la que el Govern comienza la expropiación de 56 residencias de grandes dueños anotadas en el registro oficial, con un costo total de 1,8 millones de euros, por un plazo de 7 años.

       Este costo supone una rebaja del 40 por ciento con respecto a los costos de mercado en Baleares, con una media de 391 euros mensuales por residencia. Se trata de 27 residencias en Mallorca, 23 en Menorca y 6 en Ibiza, que, una vez se concluyan los trámites, se van a ofrecer como alquiler social.


    Buscar
    Quizás te interese...