Las viviendas perjudicadas son Sèniors Inca, Sèniors Pollença, Sant Lluís y Vuit Vents

    PALMA DE MALLORCA, 9 Dic.

    La Conselleria de Salud y Consumo ha ordenado la intervención de las viviendas para personas mayores Sèniors Inca, Sèniors Pollença y Sant Lluís, y la vivienda para personas con discapacidad Vuit Vents (Aspace) una vez que se hayan detectado múltiples brotes que afectan a 26 usuarios y 15 trabajadores.

    Conforme ha informado la Conselleria en un comunicado de prensa, tras las consecutivas visitas que el equipo del Servicio de Salud ha efectuado a los centros se ha constatado que las medidas que han adoptado han sido deficientes para frenar la propagación de la COVID-19.

    En lo que se refiere a Sèniors Pollença (Mallorca), que tiene 110 usuarios, el brote afecta a 14 residentes y 4 trabajadores. 3 de los usuarios están hospitalizados y el resto van a ser valorados para poder darles el recurso más conveniente para cada uno: centro de salud o bien vivienda puente del Instituto Mallorquín de Temas Sociales (IMAS). El brote se advirtió el día pasado 5 de diciembre, con 2 usuarios positivos, y se programó el cribado de los contactos estrechos el día 6, y del resto de usuarios el día 8.

    Por otra parte, los días 4, 5 y 6 asimismo se efectuó el cribado bisemanal de trabajadores. El día 5 ya se suspendieron las visitas por el peligro de contagio; el día 6 se dio capacitación 'in situ' a los profesionales y se ordenaron circuitos y procedimientos.

    Con respecto a Sèniors Inca (Mallorca), que tiene 104 usuarios, este es el segundo brote que se registra. Afecta a 4 usuarios, todos en el centro de salud, y a 7 trabajadores. El brote se advirtió el pasado 27 de noviembre, en el momento en que una trabajadora dio positivo. Tras los resultados se han efectuado múltiples cribados advirtiendo de esta manera más positivos. Las visitas se han mantenido a pacientes que no son positivos y que no son contacto estrecho.

    En la vivienda Sant Lluís de Menorca, que tiene 23 residentes, se han detectado 2 usuarios positivos, que están hospitalizados, y un trabajador contagiado. El brote se advirtió el día pasado 6 y el día 7 se efectuó el cribado del resto de residentes, todos considerados contacto estrecho. Mientras que, se han suspendido las visitas y se ha dado capacitación a los profesionales. Este martes empezaron los pasos para empezar la comunicación con las familias.

    En la vivienda Vuit Vents (Mallorca), de Aspace, donde viven 21 personas con discapacidad, se advirtió un positivo de una trabajadora el pasado 6 de diciembre. Exactamente el mismo día se efectuaron cribados en el centro y se comprobaron 6 usuarios positivos y 3 profesionales.

    CONTROL DE LA GESTIÓN SANITARIA ASISTENCIAL

    Así, la Conselleria de Salud y Consumo ha dictado una resolución para intervenir, a lo largo de 20 días, el control de la administración sanitaria asistencial en todos y cada uno de los procesos relacionados con la COVID-19 de los centros de servicios sociales de carácter residencial.

    Del mismo modo, se ha designado a una organizadora sanitaria para regular, supervisar, y dirigir la actividad asistencial sanitaria de los centros. Desde este momento, el personal y los residentes se regirán por las instrucciones de la organizadora en los procesos relacionados con la COVID-19.

    El Govern ha recodado que desde el comienzo de la pandemia efectúa un seguimiento diario de la situación en los centros, que deben contar con de un plan de contingencia y cumplirlo. Hasta el instante ha intervenido 3 viviendas de personas con discapacidad, las 3 a lo largo de la segunda ola: Amadiba 325, Sa Nova Residència del Patronat Joan XXIII (Inca) y Vuit Vents (Aspace).

    Además, ha intervenido 11 viviendas para personas mayores desde el principio de la pandemia. A lo largo de la segunda ola han sido Bell Entorn, Sèniors Inca (un par de veces), DomusVi Perro Carbonell, DomusVi Santanyí, la vivienda del Centro de salud de Llevant, la vivienda Reina Sofia (Ibiza), Es Ramal (Menorca), Sant Lluís (Menorca) y Sèniors Pollença. A lo largo de la primera ola fueron Oasis y DomusVi Palma.

    En la actualidad siguen intervenidas DomusVi Santanyí, 325 Amadiba y Es Ramal.


    Buscar
    Quizás te interese...