PALMA DE MALLORCA, 19 Nov.

    La Conselleria de Salud ha ordenado este jueves intervenir la residencia de jubilados de Es Ramal, en Alaior (Menorca), tras advertirse un brote de COVID-19 que afecta a 11 usuarios y un trabajador.

    Conforme ha informado la Conselleria en una nota de prensa, el primer positivo se advirtió el pasado sábado 14 de noviembre. Los protocolos fuerzan a hacer un cribado, con el que se encontraron el resto de casos.

    Por tal motivo, los usuarios han sido trasladados al Centro de salud Mateu Orfila y se ha apartado a los contactos estrechos, que son 19 usuarios que continúan en el centro.

    Este martes una profesional del equipo de apoyo a las viviendas de la Subdirección de Cronicidad del Servicio de Salud se desplazó a Es Ramal para regular todos y cada uno de los procedimientos.

    Asimismo se ha dado capacitación 'in situ' a todos y cada uno de los profesionales, con mención singular a lo relacionado con las medidas de seguridad, el empleo de los equipos de protección individual y los procedimientos de limpieza.

    Incluso de este modo, para asegurar la seguridad, la Conselleria ha ordenado, a lo largo de 20 días, el control de la administración sanitaria asistencial del centro.

    Además, se ha designado una organizadora sanitaria, cuyas funciones son supervisar, regular y dirigir la actividad asistencial sanitaria del centro, como del equipo de personal de la vivienda y, en su caso, el que asigne el Servicio de Salud de Baleares.

    De ahora en adelante, el personal, el equipo directivo y la titularidad de este centro, como los propios residentes, se regirán por las instrucciones, órdenes y disposiciones de la organizadora en los procesos relacionados con la COVID-19.

    Desde el Govern han apuntado que desde el comienzo de la pandemia, el equipo de coordinación sociosanitaria formado por directivos de los consejos insulares de Menorca, Ibiza, Formentera, del Institut Mallorquí d'Afers Socials (Imas) y de las consellerías de Servicios Sociales y Deportes y de Salud y Consumo realiza un seguimiento diario de la situación en los centros, que deben contar con de un plan de contingencia y cumplirlo.

    Cabe rememorar que el Govern ha intervenido 9 viviendas para personas mayores desde el principio de la pandemia. A lo largo de la segunda ola han sido: Bell Entorn, Seniors Inca, DomusVi Cánido Carbonell, DomusVi Santanyí, la vivienda del Centro de salud de Levante, la vivienda Reina Sofía (Ibiza) y Es Ramal (Menorca). A lo largo de la primera ola fueron Oasis y DomusVi Palma.

    Con datos de este miércoles, en las viviendas para personas mayores de Baleares hay 88 usuarios con contagio activo, 76 de ellos hospitalizados, y 90 profesionales contagiados.


    Buscar
    Quizás te interese...