PALMA DE MALLORCA, 10 Nov.

    La Conselleria de Salud y Consumo, conforme con el Instituto Mallorquín de Temas Sociales (IMAS), ha ordenado la intervención de 2 viviendas más de Mallorca, específicamente, la vivienda del Centro de salud de Llevant, en Porto Cristo, y la vivienda DomusVi Santanyí.

    En una nota de prensa, ha detallado este martes que en la de Llevant se ha localizado un brote que afecta a 10 usuarios y 3 trabajadores --en suma tiene 58 residentes y 36 trabajadores--, y la vivienda DomusVi Santanyí, tiene 4 de sus 155 residentes contagiados de coronavirus, como 4 de sus 98 de sus profesionales.

    Desde Salud han reconocido que se está generando "un esencial aumento" de los casos confirmados de COVID-19 en las Islas, y "por desgracia una buena parte de estos casos se han producido nuevamente en viviendas de ancianos".

    "Hay que tomar en consideración que son centros sociales en los que se cuida a quienes no pueden hacerlo por sí mismas", ha explicado la Conselleria, al unísono que ha recalcado: "Son especialistas en cuidados, mas no en procedimientos sanitarios".

    Por esta razón, requieren "de ayuda y soporte" para incorporar el aislamiento en sus diferentes formas --aislamiento de contactos estrechos y de cohortes de pacientes positivos-- para asegurar el "freno inmediato" de la transmisión del virus en la vivienda, que acoge a la población más frágil y de mayor peligro para esta epidemia.

    Ante esta situación, las viviendas precisan apoyo para poder incorporar sus pertinentes planes de contingencia con seguridad: sectorización de forma conveniente del centro, procesos de aislamiento convenientes conforme los resultados de las pruebas (zona de positivos, zona de contactos estrechos, zona de contactos estrechos con síntomas) para atender a los residentes con COVID-19 como en el resto con las medidas recomendadas.

    De esta forma, la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha ordenado, a lo largo de 20 días, el control de la administración sanitaria asistencial con relación a todos y cada uno de los procesos relacionados con la COVID-19 de los dos centros de carácter residencial.

    También, se ha designación a una misma organizadora sanitaria por las 2 viviendas, cuyas funciones son supervisar, regular y dirigir la actividad asistencial sanitaria del centro, dirigiendo el equipo de personal de las viviendas y, en su caso, el que asigne el Servicio de Salud de Baleares.

    De ahora en adelante, el personal, el equipo directivo y la titularidad de estos centros, como los propios residentes, se regirán por las indicaciones de la organizadora en los procesos sanitarios relacionados con la COVID-19.

    Desde el comienzo de la pandemia, el equipo de Coordinación sociosanitaria formado por directivos de los consells insulares de Menorca , Ibiza, Formentera, del IMAS y de las consellerias de Servicios Sociales y Deportes y de Salud y Consumo hacen un seguimiento diario de la situación en los centros, que deben contar con de un plan de contingencia y cumplirlo.

    La Conselleria ha recordado que hasta el momento el Govern ha intervenido 8 viviendas para ancianos: Bell Entorn, Seniors Inca, DomusVi Perro Carbonell y Reina Sofía -esta en Ibiza- a lo largo de segunda ola, y Oasis y DomusVi Palma a lo largo de la primera.

    Asimismo se tomó el control sanitario de la Nova Vivienda del Patronat Joan XXIII de Inca para personas con discapacidad intelectual. A esta altura quedan, con intervención activa, las de DomusVi Cánido Carbonell y Reina Sofía, aparte de las 2 intervenidas desde este martes.

    Hoy día, en las viviendas de la tercera edad de Baleares hay 96 usuarios con contagio activo, 71 de los que hospitalizados, como 83 profesionales contagiados.


    Buscar
    Quizás te interese...