PALMA DE MALLORCA, 30 Oct.

    El vicepresidente y conseller de Transición Energética y Campos Productius, Juan Pedro Yllanes, ha presentado este viernes el proyecto Comercios Simbólicos de las Islas Baleares a regidores y técnicos de comercio de los ayuntamientos de Mallorca a fin de que se adhieran a la propuesta.

    En una nota de prensa, la Conselleria he afirmado que, ee instante, ya se han interesado en ser parte del proyecto un total de 24 municipios de Baleares, que han identificado hasta 151 comercios que podrían ser clasificados como simbólicos.

    El acto de presentación, que ha sido telemático, ha contado con la participación del directivo general de Comercio, Miquel Piñol, y la directiva gerente de IDI, Mariona Luis.

    Yllanes ha manifestado que este proyecto nace "de la necesidad de resguardar la actividad comercial de cercanía y más particularmente, la de los establecimientos con más tradición" de los ayuntamientos.

    Además, ha añadido que se tiene que tomar en consideración que el tejido comercial de nuestras localidades "es uno de los factores que más contribuye a la diferenciación" entre los diferentes espacios urbanos.

    De ahí que, el propósito final de este proyecto, conforme Yllanes, "es dar a conocer la peculiaridad de cada ayuntamiento por medio de sus establecimientos emblemáticos".

    El vicepresidente ha recordado, además de esto, que "la identificación y la visibilidad de estos comercios simbólicos puede servir de polo de atracción" para el resto de tejido comercial del ayuntamiento.

    El IDI, entidad dependiente de la Conselleria de Transición Energética y Ámbitos Productivos y responsable del proyecto así como la Dirección General de Comercio, ha editado un manual que va a facilitar a los ayuntamientos a fin de que sean exactamente los mismos municipios los que identifiquen los negocios que cumplen los requisitos para ser simbólicos.

    En verdad, se han establecido una serie de categorías para aunar los criterios entre todos y cada uno de los participantes en el proyecto. De esta forma, un comercio puede ser clasificado como arraigado (con un oficio singular), con historia (con más de 75 años de vida) y con patrimonio (con elementos arquitectónicos señalados).

    Los establecimientos que cumplan estas 3 categorías van a ser llamados simbólicos. El manual asimismo incorpora un hoja de ruta orientado tanto a la protección de los comercios simbólicos como a su dinamización, y plantea una serie de ideas como programas de ayudas para promover su supervivencia.

    Asimismo plantea crear una señalización singular de los negocios y realizar sendas turísticas en el ayuntamiento para visitar los comercios. A lo largo de la presentación, se ha anunciado la puesta en marcha de una web en la que se visibilizarán todos y cada uno de los comercios simbólicos de Baleares, y que va a ser un catálogo 'online'.

    El propósito es promocionar el tejido comercial como reclamo turístico tanto entre los habitantes de las Islas como de los visitantes extranjeros. Está previsto que la página web esté activa en el primer mes del año de 2021.


    Buscar
    Quizás te interese...