PALMA DE MALLORCA, 4 Dic.

    La Conselleria de Educación, Universidad y también Investigación ha puesto en marcha este viernes la Oficina de Defensa de los Derechos Lingüísticos, un nuevo organismo público dependiente de la Dirección General de Política Lingüística, centrado singularmente en gestionar reclamaciones sobre transgresión de derechos lingüísticos.

    Conforme ha señalado la Conselleria de Educación, Universidad y también Investigación en un comunicado, la Oficina empieza la actividad pública con un equipo técnico de 3 personas, un directivo, un consultor jurídico y un ayudar administrativo, todos personal funcionario de la Comunidad Autónoma.

    La Oficina va a tener múltiples funciones. Por una parte, gestionará reclamaciones sobre la transgresión de derechos lingüísticos y va a recoger sugerencias sobre la tutela de estos derechos.

    Asimismo atenderá consultas sobre derechos lingüísticos y la normativa que los protege y difundirá información sobre la materia. Del mismo modo, va a hacer un papel intercesor en los casos de transgresión de los derechos, desde la cooperación, el asesoramiento y el ofrecimiento de recursos.

    Pese a que no tiene capacidad sancionadora, va a poder plantear medidas normativas cuando se considere preciso para asegurar los derechos lingüísticos de los ciudadanos de Baleares.

    Conforme han explicado, se trata de un nuevo instrumento al servicio de los ciudadanos, que actuará, con diferentes grados de capacidad de intervención, en el campo de las administraciones públicas --en el marco de la mejora continua de los servicios públicos-- y asimismo en el campo de las personas físicas y jurídicas de naturaleza privada.

    Ya existen organismos afines en otros lugares, como la Oficina de Garantías Lingüísticas de la Generalitat de Catalunya, la Elebide, del País Vasco, o bien la Oficina de Derechos Lingüísticos de la Comunidad Valenciana.

    Todos estos organismos fundamentan su actuación en la información sobre derechos lingüísticos, la mediación y el arbitraje. En este línea resalta, del mismo modo, la experiencia positiva de la Oficina de la Lengua Francesa del Canadá.

    El acto institucional de presentación se ha llevado a cabo este viernes en el Arxiu del Regne de Mallorca, en Palma. Han asistido, tanto presencialmente como telemáticamente, autoridades, representantes de la sociedad civil y juristas expertos en derechos lingüísticos.

    Conforme ha explicado la directiva general de Política Lingüística, Beatriu Defior, la meta es que los ciudadanos se sientan acompañados, que perciban que el Govern los apoya.

    Defior ha señalado que la protección de los derechos lingüísticos desde la administración no comienza ni termina con la Oficina y ha recordado que, solo en 2020, la Dirección General ha atendido cincuenta casos de discriminación lingüística y que asimismo ha actuado de oficio.

    Conforme han explicado, el nuevo organismo nace para asistir a asegurar que todos y cada uno de los ciudadanos puedan gozar de seguridad lingüística.

    En este sentido, el conseller de Educación, Universidad y también Investigación, Martí March, ha remarcado que la seguridad lingüística implica que los hablantes viven en un ambiente en el que pueden seleccionar la lengua que desean emplear, sin presiones.

    En este sentido, March ha dicho que la Oficina va a ayudar a visibilizar el inconveniente que supone que demasiado con frecuencia los catalanoparlantes deban abandonar al empleo de su lengua, "una renuncia que puede resultar aun dolorosa".

    La Oficina velará por los derechos asociados a las 2 lenguas oficiales "desde la conciencia que los derechos que resulta más probable que sean vulnerados son los de los que escogen emplear el catalán", conforme ha expresado la secretaria autonómica de Universidad, Investigación y Política Lingüística, Agustina Vilaret.

    La representante del Govern ha explicado que es esta realidad "la que provoca exactamente la misma necesidad que haya una oficina".

    Se ha editado material de divulgación para dar a conocer la puesta en marcha la Oficina de Defensa de los Derechos Lingüísticos. Los ciudadanos se pueden dirigir al teléfono 971 176 097, a la dirección electrónica [email protected] o dirigiéndose a la calle de Alfons el Magnànim, 29, 1r piso, de Palma. Igualmente, la Oficina dispone de una página web: oficinadretslinguistics.caib.cat.

    LA OBS 'SALUDA' AL NUEVO ORGANISMO

    La creación de la Oficina ha sido festejada por la Obra Cultural Abalear y ha animado a los ciudadanos a emplearla por tratarse de un servicio preciso dado el "contexto muy frecuente de transgresiones de los derechos lingüísticos" en la mayor parte de campos de la sociedad.

    Conforme ha apuntado este viernes en un comunicado, la OCB considera indispensable que la nueva Oficina de Defensa de los Derechos Lingüísticos cuente desde el primer instante con una dotación de recursos humanos y presupuestarios suficientes.


    Buscar
    Quizás te interese...