PALMA DE MALLORCA, 19 Oct.

    El Govern ha publicado este lunes las instrucciones de evaluación del estudiantado de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), que aseguran que el número de asignaturas suspendidas no va a ser una restricción a fin de que los pupilos pasen al siguiente curso a lo largo de 2020-2021, si bien ha advertido que esto "no significa un aprobado general".

    Estas medidas han sido creadas frente a la necesidad de amoldar la evaluación del estudiantado del curso 2020-21 a la nueva organización del sistema educativo, que ha sido cambiado debido a la pandemia del coronavirus, ha puntualizado la Conselleria de Educación, Universidad y también Investigación en una nota de prensa.

    Conforme las instrucciones para valorar el aprendizaje del estudiantado diseñadas por el Ministerio de Educación, el profesorado va a deber tener en consideración la madurez del estudiante y las posibilidades que este tiene de seguir con sus estudios.

    La reiteración de un curso se considerará una medida inusual y condicionada por las posibilidades de que la resolución sea "verdaderamente ventajosa por el alumno", ha remarcado el Govern.

    Los criterios de evaluación se van a centrar en la progresión del estudiantado y en la consecución de los objetivos generales de la etapa, como el desarrollo de las competencias clave, por delante de los objetivos concretos de cada materia.

    El Govern ha precisado que estas competencias base incluyen la administración de las emociones, trabajar en equipo, autonomía, responsabilidad y otras variables que respeten "al máximo" los diferentes ritmos de aprendizaje de los pupilos.

    De esta manera, los criterios de evaluación deberán ofrecer el grado de flexibilidad suficiente para amoldarse a cada caso y las calificaciones del estudiantado con necesidades concretas de apoyo educativo se regirán por exactamente los mismos referentes establecidos.

    Además de esto, la corporación ha explicado que los pupilos que al acabar la ESO hayan conseguido los objetivos de esta etapa, conseguirán el título de graduado, mas que el número de materias suspendidas no va a ser una restricción para conseguir la titulación.

    "En ningún caso esto supone un aprobado general, por el hecho de que para la promoción y titulación se precisa que el equipo enseñante, de forma agremiada, establezca unos criterios de promoción fundamentados en la progresión del alumnado", ha remarcado el Govern.

    Conforme estas instrucciones, la restauración de las materias de los pupilos que han promocionado con materias pendientes del curso precedente, "debido a las condiciones inusuales derivadas de la educación a distancia", habrán de ser un fin prioritario.

    Sin embargo, el Govern ha señalado que el estudiantado que haya promocionado con asignaturas suspendidas que no tienen continuación en el curso actual, van a poder hacer pruebas de restauración parciales, o bien un examen de restauración a final de curso.

    Por otro lado, las programaciones enseñantes de Lengua y Literatura Castellana y Catalana habrán de estar ordenadas por niveles de contenido, tiempo y metodología, para de esta forma eludir duplicidades y ofrecer actividades funcionales y sociables.

    Las asignaturas van a deber favorecer el aprendizaje mediante proyectos interdisciplinarios y trabajos de investigación con el empleo nuevas tecnologías y se fortalecerá el trabajo en equipo y las activas de trabajo cooperativo.


    Buscar
    Quizás te interese...