PALMA, 1 Abr.

    El Instituto Mallorquín de Temas Sociales (IMAS) ha alojado a cerca de 500 personas en el hotel COVID-19 desde su puesta en marcha, con unas 9.000 pernoctaciones desde septiembre.

    Conforme ha informado este jueves del Departamento de Derechos Sociales del Consell de Mallorca, este miércoles se ha cerrado el recurso, situado en el Médano de Llucmajor.

    En detalle, el hotel ha atendido 495 personas, de diferentes colectivos, y ha contabilizado un total de 8.983 pernoctaciones.

    En un inicio, el Consell abrió este establecimiento para alojar a personas que habían sido contacto estrecho de un positivo y precisaban un sitio donde poder sostener el aislamiento con garantías.

    No obstante, y frente a la posibilidad de contar con de las 160 plazas del hotel distribuidas en diferentes plantas, la corporación insular ha optado estos meses por ir amoldando los usos y protocolos a las distintas necesidades que han ido brotando a lo largo de la pandemia.

    De esta manera, asimismo se ha dado alojamiento a inmigrantes llegados a Mallorca que debían efectuar cuarentena, o bien a más de 40 personas sin techo a lo largo de las distintas olas de frío.

    Tras 7 meses, y frente a la mejora de la situación sanitaria por la Covid-19, el IMAS ha decidido cerrar estas instalaciones y ha resituado los pocos usuarios que quedaban en los centros de la red de inclusión social.

    En la actualidad la red de inclusión social del IMAS atiende cerca de 450 personas sin hogar en los centros residenciales de Ca l'Ardiaca, Sa Placeta, Casa de Familia y la Fundació Trobada, como a los 3 centros habilitados en Ruberts, Son Ribes y Molinar. Estos 3 últimos se pusieron en marcha para acoger a quienes a lo largo del estado de alarma continuaron en los polideportivos de Son Moix, San Fernando y en el hipódromo de Son Pardo.

    Por otro lado, el IMAS cuenta asimismo con la Unidad Móvil de Urgencia Social (UMES) que administra Cruz Roja y da servicio, nocturno y diurno, acompañando a quienes viven en la calle atendiendo sus situaciones de urgencia.

    Aparte de los recursos residenciales del IMAS dispone de 40 pisos de Housing First y diez de Housing Led, a los que se deben y sumar otras 24 plazas que se han añadido últimamente, la mayor parte en Palma. Un total 65 personas son parte del programa Housing First al tiempo que otros 40 comparten piso en el marco del programa Housing Led. Está previsto que para finales de año el programa pueda contar con un total de 100 pisos y hasta 135 plazas.


    Buscar
    Quizás te interese...