PALMA, 13 May.

    El IMAS destinará 200.000 euros a Cruz Roja y al Banco de Comestibles para asistir a financiar el reparto de comida y de productos de higiene, cuya demanda ha aumentado en el último año debido a la crisis económica y sanitaria ocasionada por la pandemia.

    Conforme ha explicado en un comunicado el departamento de Derechos Sociales, la subvención se ha aprobado este jueves unánimemente en el pleno del Consell de Mallorca y es parte del Plan de choque 2021 del IMAS. La meta es asistir a las familias cuya situación de precariedad se está agudizando debido a la pandemia.

    "Si bien no hay cifras oficiales, se considera que la crisis podría haber aumentado en un 25 y en un 30 por ciento las personas que atienden Cruz Roja y Banco de Alimentos", ha explicado el conseller de Derechos Sociales y presidente del IMAS, Javier de Juan.

    De Juan ha destacado que "las entidades aseguran que el impacto de la pandemia ha alterado las peculiaridades de quienes solicitan ayuda", y que ahora asisten personas que hasta el momento no eran usuarios de los servicios sociales "y que jamás habían pedido esta clase de recursos".

    Tanto el Banco de Comestibles como Cruz Roja son entidades reconocidas por el Fondo de Ayuda Europeo para personas desfavorecidas y alimentan de recursos básicos al resto de entidades de Mallorca.

    En exactamente la misma sesión, el pleno asimismo ha aprobado por mayoría el nuevo reglamento por el que se establece el régimen jurídico del servicio de acogida residencial para menores.

    "El documento define el modelo de atención de los centros que deseamos en el IMAS, que son centros más especializados y dotados con mayores recursos. Asimismo damos un paso adelante para acrecentar la participación de los menores en las resoluciones que afectan a su día a día", ha expuesto de Juan.


    Buscar
    Quizás te interese...