PALMA DE MALLORCA, 26 Oct.

    El Municipio de Palma ha informado de que el IME ha amoldado las instalaciones municipales a las medidas de prevención y contención del COVID-19 establecidas por la Conselleria de Salud y Consumo la semana pasada.

    En una nota de prensa, Cort ha concretado este lunes que la cabida máxima de los gimnasios de abonados, que se establece en el 30 por ciento en la nueva normativa, se restringe a 18 personas en la sala 1 y 11 en la sala 2 de los gimnasios de Son Moix, 20 personas en la sala 1 y 10 personas en la sala 2 de Germans Escalas, 11 personas en el gimnasio de Rudy Fernández y 5 en el de Toni Servera.

    Con relación a las actividades dirigidas de fitness, se ha reducido el número máximo de pupilos de las clases del programa PAD y de los conjuntos de actividades de Rudy Fernández, conforme las dimensiones de cada sala y con un máximo de 15 pupilos por conjunto.

    Conforme con la nueva resolución, la utilización de los vestuarios se restringe al 30 por ciento de la cabida máxima. Por esta razón, con el objetivo de no superar la cabida, no se van a poder usar las duchas del interior de los vestuarios de Son Moix, Germans Escalas y Estel.

    Por otro lado, no se emitirán nuevas altas ni renovaciones de abonos ni programa PAD. Tampoco se van a poder adquirir tiques de un día.

    En lo que se refiere a las piscinas, se sostiene el uso regulado en la resolución del 11 de septiembre, que determina un mínimo de 6 metros cuadrados por persona para la práctica de actividades en carriles y un mínimo de 4 metros cuadrados por persona para la práctica de actividades dirigidas en piscinas.

    También, dado el RD 926/2020 solo se aceptarán reservas en los pabellones y campos de futbol municipales hasta las 22.45 horas.

    El Municipio de Palma ha recordado que en los protocolos de prevención de las instalaciones municipales, entre otras muchas medidas se han reforzado las labores de limpieza y se han incorporado sistemas de desinfección de calzado y dispensadores de gel hidroalcohólico.

    En los centros se han establecido circuitos para el tráfico de los usuarios y se han acotado diferentes zonas con vinilos adhesivos para asegurar las distancias interpersonales de seguridad. Todo el personal de las instalaciones cuenta con los equipos de protección individual (EPIs) para ejercer sus funciones y se han instalado mamparas de separación en las oficinas y en las recepciones.


    Buscar
    Quizás te interese...