Los compradores interesados van a deber presentar una oferta proponiendo su inversión y el número de trabajos que prevén mantener

    PALMA DE MALLORCA, 11 Dic.

    El Juzgado de lo Mercantil ha autorizado la venta de Majorica y ha abierto un plazo de un par de meses para la presentación de ofertas, con lo que la nueva propiedad de la perlera se resolverá a partir de febrero.

    El administrador concursal, letrado Fernando Martínez Sanz, ha comunicado este viernes al ambiente de la compañía el auto del juez. Conforme ha informado a Europa Press el directivo general de Majorica, Didier Grupposo, los compradores interesados van a tener ahora un par de meses para presentar sus ofertas, en las que deben detallar la inversión prevista y el número de puestos que aguardan sostener.

    Por esta razón, el expediente de regulación de empleo (ERE) que se anunció a los trabajadores al comunicar el concurso queda en el aire hasta el momento en que se resuelva este proceso, puesto que la plantilla se ajustará a la oferta ganadora.

    Trascurrido el periodo legal de un par de meses, va a ser el juez quien decida la nueva propiedad de Majorica, basándonos en un informe del administrador concursal.

    Conforme ha indicado Grupposo, además de un conjunto inversor mallorquín interesado que había trascendido, hay otros posibles aspirantes que se han puesto en contacto con el administrador concursal.

    Grupposo ha valorado que estos pasos dejan aclarar algo el futuro de la compañía y "dar un tanto de tranquilidad". "A fines de febrero o bien principios de marzo vamos a saber quién se queda con Majorica", ha indicado.

    El concurso de acreedores responde a la bastante difícil coyuntura económica que atraviesa la compañía. Majorica, con sede en Manacor, ha apreciado fuertemente el impacto de la crisis del Covid-19, debido a que sus ventas están de manera estrecha vinculadas al turismo -con puntos de venta en aeropuertos y cruceros-.

    Se prevé cerrar el año con un cuarto de las ventas que se registraron en 2019. A lo largo de la pandemia se han intentado buscar fórmulas para superar la crisis, mas las malas cifras de septiembre y octubre, tras un verano de escasas ventas, forzaron a presentar el concurso voluntario de acreedores.


    Buscar
    Quizás te interese...