IBIZA, 12 Nov.

    El litoral ibicenco puede registrar 4.832 anclajes simultáneos para dar cobertura a 1.800 embarcaciones en un día de máxima afluencia, conforme ha concluido una investigación.

    Puertos de Baleares ha presentado en Ibiza los resultados de este estudio sobre la capacidad de carga del litoral tirotear, un trabajo preciso para la redacción del Plan General del ente público.

    Ibiza, han señalado desde el Govern, contabiliza un parque de amarres notable, con un total de 3.629 amarres conforme el inventario efectuado por Ports IB, si bien la Isla asimismo recibe una esencial cantidad de embarcaciones en tránsito.

    Este análisis, vanguardista en el campo nacional y también internacional, ha sido efectuado por el Sistema de Observación y Predicción Ribereño de Baleares con el propósito de querer la capacidad náutica de las embarcaciones de recreo en las zonas de fondeo, conforme ha informado la Conselleria de Movilidad del Govern.

    El conseller de Movilidad y Residencia, Marc Pons, ha añadido que en Baleares el escenario sobre la capacidad náutica es de 22.000 puntos de fondeo para una media de 12.000 embarcaciones en un día de máxima afluencia.

    Conforme han señalado desde la Conselleria, este ejercicio teorético se ha efectuado desde determinado punto de vista físico y teniendo presente diferentes escenarios y múltiples hipótesis de fondeo, cada una de ellas ligadas a la preservación del medio marino y el bienestar de los usuarios. Los resultados de esta investigación dejarán amoldar el enfoque de las propuestas de actuación del Plan General que Ports IB está redactando.

    Concretamente, el estudio ha analizado las zonas de posible fondeo en las Islas, estableciendo unas hipótesis de distancias convenientes entre embarcaciones ancladas y calculando la capacidad de naves que cabrían considerando 2 escenarios marinos: fondo arenisco y fondo con posidonia oceánica.

    PRINCIPALES RESULTADOS

    Conforme han señalado en la presentación, los primordiales resultados del estudio son la identificación de 343 zonas de fondeo: 250 zonas de fondeo no reguladas y 39 zonas de fondeo reguladas. Además de esto, se han excluido 54 zonas por limitaciones legislativas.

    Otra conclusión es la capacidad de carga náutica de las 39 zonas de fondeo reguladas, con 1.914 puntos de fondeo. Además de esto, se concluye que la capacidad de carga náutica de las 250 zonas no reguladas en el escenario de fondo marino arenisco contempla 17.956 puntos de fondeo, conforme una hipótesis de espacio de 25 metros para embarcaciones de 15 metros de eslora.

    La capacidad de carga náutica de las 250 zonas no reguladas contempla 1.892 puntos de fondeo, conforme esta hipótesis de espacio.

    Paralelamente al desarrollo de este estudio, Puertos ha efectuado múltiples cálculos para procurar dimensionar la oferta de amarres y la flota actual de embarcaciones de recreo en las Islas.

    Conforme el informe, en Baleares el número de amarres es de 24.200, más o menos, lo que representa algo más del 5 por ciento del total de los amarres del mar Mediterráneo y del 17 por ciento en España.

    Por otra parte, se puede terminar que en nuestros días hay cerca de 30.000 embarcaciones en la Comunidad. Aun así, en un día de ocupación máxima se podría estimar un factor de simultaneidad del 40 por ciento, lo que supondría que podría haber cerca de 12.000 embarcaciones navegando en exactamente el mismo instante en el litoral abalear.

    Desde el Govern han destacado que la confluencia de las conclusiones del estudio del Socib con los cálculos de Ports IB confirma las premisas con que el ente público trabaja en el Plan General. El primordial supuesto es el que brota de un escenario viable construido desde los más de 22.000 puntos de posibles fondeos que darían cobertura a las 12.000 embarcaciones que podrían coincidir simultáneamente en un día de afluencia máxima.

    PUERTOS SIN MÁS CRECIMIENTO

    El conseller Pons ha señalado que, pese a existir cierto equilibrio entre la capacidad de fondeo y el número de embarcaciones, no puede haber un desarrollo como el que se ha producido en las últimas décadas.

    Pons ha reiterado en Ibiza que los resultados señalan que el planteamiento de futuro ha de ser de mejora de la administración actual de los puertos y no de su desarrollo o bien ampliación.

    Asimismo se puede acabar que el ámbito de la náutica deportiva en Baleares es un mercado maduro, con un margen de desarrollo limitado, una vez constatada la esencial carga que hoy en día aguanta el litoral abalear. Esta idea es, por consiguiente, el punto de inicio sobre el que Ports IB está desarrollando las propuestas de trabajo del Plan General, un instrumento de planificación que establecerá los criterios que determinarán la evolución del sistema portuario autonómico para los próximos 15 años (2018-2033).

    De esta forma, la línea que proseguirá el Plan es la de proponer medidas que puedan solucionar las faltas que pueda tener el sistema portuario abalear.


    Buscar
    Quizás te interese...