Mallorca, Ibiza y Formentera dismuyen su incidencia amontonada, al tiempo que en Menorca aumenta

    PALMA DE MALLORCA, 20 Nov.

    El número de casos de COVID-19 ha bajado en 31 zonas básicas de salud de Baleares en la última semana y la incidencia amontonada en los últimos 14 días se ha reducido asimismo, pasando de registrar 268,00 casos por cada 100.000 habitantes la semana pasada a 247,8.

    De esta manera se recoge en el informe 26 del Servicio tirotear de Epidemiología que se ha publicado este viernes y que recoge información hasta el 17 de noviembre.

    El descenso más acusado se ha registrado en la isla de Ibiza, que en solo 7 días ha pasado de una IA en 14 días de 339,3 casos por cada 100.000 habitantes a 229,2. Una tendencia afín registra la isla de Formentera, que ha pasado de una IA en 14 días de 82,6 casos a una de 57,8.

    Asimismo en Mallorca se ha reducido la incidencia, pasando de 276,4 casos a una de 266,7 merced a la bajada de positivos detectados en las un par de semanas anteriores: de 2.477 casos en toda la isla el pasado viernes a 2.390 a data de 17 de noviembre.

    Al contrario, en Menorca se ha registrado un aumento de la incidencia: ha pasado de registrar 97,4 casos en 14 días por cada 100.000 habitantes la semana pasada a tener 119,9.

    MUNICIPIOS Y ZONAS BÁSICAS DE SALUD

    Por ayuntamientos, el que se sostiene con una incidencia más alta por cada 1.000 habitantes (contando el total de casos registrados hasta el 18 de noviembre) es el ayuntamiento mallorquín de Sant Joan, con 50,76; seguido de Ibiza, con una tasa de 33,45; Montuïri, con 32,97; Palma, con 26,59 casos; Vilafranca, con 23,08, y Ariany, con 23,04.

    Desde la Conselleria de Salud han advertido que tanto en el caso de Sant Joan, Montuïri y, en menor medida, Palma y también Ibiza, han sufrido esenciales brotes en sus viviendas que han disparado la incidencia. Al contrario, los menos perjudicados siguen siendo Fornalutx (0), Ferreries (1,05), Es Migjorn (1,42) o bien Estellencs(3,17).

    Por zonas básicas de salud, el Servicio de Epidemiología ha informado que del 11 al 17 de noviembre el número de casos diagnosticados baja en 31 zonas, sube en 26 de ellas y en una se sostiene igual respecto a la semana precedente.

    En números absolutos, la que más ha bajado el número de casos ha sido Manacor, donde de una semana a otra se han registrado 53 casos menos y ha pasado de una incidencia a 7 días de 2,8 casos por 1.000 habitantes a menos de la mitad (1,2). Asimismo resalta la reducción en Porto Cristo, donde se ha pasado de 39 positivos a 13 de una semana a otra.

    Al contrario, donde más ha crecido la incidencia semanal ha sido en la zona básica de Nuredduna-Artà, donde se advirtieron 31 positivos la semana del 11 al 17 de noviembre. Esta zona básica ha pasado de no tener ningún caso en su incidencia a registrar la tasa más elevada en Baleares en la última semana: 3,8 casos por cada 1.000 habitantes.

    Una situación afín se ha registrado en Es Banyer-Alaior, que en solo 7 días ha registrado 21 casos más y ha aumentado su incidencia de 0,77 a 2,39 casos por cada 1.00 habitantes en una semana.

    PERFIL DE LA PERSONA AFECTADA POR LA COVID-19

    En conjunto, desde el principio de la pandemia y hasta el 18 de noviembre, el Servicio abalear de Epidemiología ha ratificado 22.787 diagnósticos positivos de SARS-CoV-2 en la comunidad, de los que un 71 por ciento ha presentado síntomas, al tiempo que un 29 por ciento han sido asintomáticos.

    Un total de 236 han sido clasificados como casos llegados de otras comunidades autónomas y 141 importados de otros países. Además de esto, 937 han sido usuarios de viviendas geriátricas y 1.095 sanitarios.

    Además, desde el 11 de mayo --cuando entró en vigor la nueva estrategia de diagnósticos por la parte del Ministerio de Sanidad-- la mitad de los casos (10.491) han sido contactos de un caso identificado, un 25 por ciento de los casos (4.913) han sido contactos que estaban en seguimiento, y un 9 por ciento (1.806) casos asociados a brotes.

    El informe de Epidemiología establece que la enfermedad ha perjudicado prácticamente igual mujeres y hombres y que, por conjuntos de edad, los más abundantes son las personas de entre 40-49 años (4.083). Del total de casos detectados en el mes de octubre y noviembre, la mayor parte (un 49,8 por ciento ) tenía entre 20-49 años, un 22,7 por ciento tenía entre 50 y 69 años, un 17,3 por ciento eran menores de 19 años y un 10,2 por ciento mayores de 70 años.

    332 BROTES DETECTADOS

    Por otro lado, el informe apunta que se han detectado hasta 332 brotes desde el instante en que se empezó de la pandemia en las Islas, 17 de ellos en la última semana, y 88 con investigación aún abierta. En conjunto, se han diagnosticado 2.521 casos positivos asociados (más o menos el 11 por ciento del total).

    Un 31 por ciento de los brotes fueron de campo familiar, un 24 por ciento de campo mixto, y un 18 por ciento debido a asambleas sociales. En 323 brotes el caso primario era autóctono.

    Por zonas básicas de salud, la que ha registrado un mayor número de positivos asociados a brotes ha sido la de Inca, con 120 diagnósticos relacionados, seguida de Es Viver (80), Vilafranca (75) y Serra Nord (72).


    Buscar
    Quizás te interese...