PALMA, 29 May.

    Agentes de Policía Nacional y Policía Local han detenido a un total de 15 personas como presuntas autoras del delito de tráfico de drogas, en el marco de la operación 'Comecocos' contra la salud pública, en Palma.

    Conforme ha informado la Policía este sábado en una nota de prensa, el operativo antidroga, en el que han participado más de 70 agentes de los dos cuerpos, se ha desarrollado en la barrida de Foners y Pere Garau de Palma, y se ha saldado con un total de 11 registros y 15 detenidos por su presunta implicación en la organización.

    A lo largo de la investigación de la operación 'Comecocos', centrada en la barrida de Foners, se identificó a un conjunto de personas como las responsables del aumento de la venta de drogas; personas que habrían constituido una organización, basada en vínculos y relaciones familiares, con una fuerte implantación en la zona y con proyección de expansión a Pere Garau y plaza de las Columnas.

    Esta identificación, fue la que alertó a los agentes que planificaron una contestación a la altura del inconveniente elaborando, una operación que desarticulará los múltiples puntos de venta establecidos en los distritos y la detención de todas y cada una aquellas personas implicadas con la ilegal actividad.

    Tras semanas de gestiones policiales, tanto de agentes de Policía
    Nacional como de Policía Local, identificaron a todos y cada uno de los miembros,
    delimitando sus funciones y valorando la responsabilidad de cada uno de ellos.

    Los implicados habían establecido una red de puntos de venta que se extendía por 5 calles de la urbe de Palma y que garantizaba un suministro progresivo a los compradores que se dirigían a la zona.

    UNA OPERACIÓN CON 11 REGISTROS Y 15 DETENIDOS

    Con la pertinente autorización judicial, el pasado jueves por la mañana, más de 70 agentes de los dos cuerpos penetraron de forma simultánea en los domicilios deteniendo a sus moradores y registrando las fincas.

    La operación policial 'Comecocos' se ha saldado con un total de 11 registros domiciliarios, el desmantelamiento de un centro de producción de mariguana, 15 personas detenidas como supuestos autores de un delito contra el tráfico de drogas y la incautación de distintas cantidades de drogas.

    Los agentes evitaron la destrucción de drogas por la parte de los
    sospechosos que, al advertir la presencia policial simultánea en todos y cada uno de los domicilios, lanzaron drogas por las ventanas. De igual forma se encontraron distintos agujeros en los domicilios en los que se ocultaban la enorme mayoría de los 14.000 euros requisados.


    Buscar
    Quizás te interese...