PALMA DE MALLORCA, 18 Dic.

    El PI ha registrado por vía de emergencia una proposición no de ley para asistir con un par de millones de euros al ámbito periodístico abalear, recogiendo la solicitud que defendieron este jueves en forma de enmienda a los presupuestos, mas que no se pudo votar con el texto pactado con el PSIB por oponerse el Partido Popular a la transacción.

    Con esta maniobra, el PI va a poder forzar una votación en el Parlament sobre este tema y también procurará salvar la propuesta que no pudo salir adelante este jueves.

    La portavoz del PI, Lina Pons, ha subrayado que esta propuesta es un "aviso" al Govern de que "sin medios no hay democracia", y ha alertado de que "desaparecen medios" y cronistas son despedidos.

    En el texto de la proposición, el PI plantea que las ayudas se vinculen a la información sobre prevención del COVID-19 y la difusión de medidas de reactivación económica por medio de medios privados. Pons ha incidido en el papel de los medios para dar información a los ciudadanos sobre las medidas para frenar la pandemia.

    En la iniciativa, el partido advierte de que la pandemia ha frenado la actividad promocional, y que esto "amenaza la supervivencia de muchos medios privados, singularmente de los que ofrecen su versión digital de forma gratuita".

    "Es indispensable que el Govern tome las medidas precisas para eludir el hundimiento del campo y la consecuente pérdida del pluralismo informativo", remarcan.

    ENFRENTAMIENTO CON EL PP

    La enmienda del PI se votaba este jueves en el discute de los presupuestos autonómicos para 2021, en la sección de Modernización y Administraciones Públicas. PI y PSIB habían negociado el texto de la enmienda original -rebajando la cuantía a 200.000 euros-.

    No obstante, el reglamento impide votar la enmienda si algún conjunto parlamentario se opone a la transacción -el texto negociado-. Lo común es que los conjuntos que no están conformes con un punto no se opongan a la transacción mas voten en contra.

    Sin embargo, este jueves, el Partido Popular se opuso asegurando que no le habían comunicado el nuevo texto. Fuentes del PI aseguran que se había entregado una copia a un miembro del Congreso de los Diputados del Partido Popular y atribuyen lo ocurrido a un fallo de la miembro del Congreso de los Diputados que tomó la palabra para manifestarse en contra, Núria Riese.

    Riese aseguró que le habían dejado la transacción sobre su mesa "sin explicar de qué iba" y consideró una "falta de respeto" al conjunto mayoritario de la oposición que no se les detallara el contenido. La miembro del Congreso de los Diputados -protagonizando un enfrentamiento verbal con la portavoz socialista, Sílvia Cano- apeló al reglamento para justificar su rechazo a admitir la transacción "sin dar más explicaciones". La enmienda debió votarse con su texto original y fue rechazada.


    Buscar
    Quizás te interese...