PALMA, 30 Mar.

    El costo de la residencia en alquiler ensayó en Baleares una caída del 14,4 por ciento a lo largo de los últimos 12 meses hasta situarse en 11,3 euros por metro cuadrado, transformándose en la zona en la que más ha caído el coste de las rentas a lo largo del año de la pandemia, conforme el último informe de costos de idealista.

    Conforme exactamente los mismos datos, el costo cayó un 8,7 por ciento en Palma, hasta situarse en 11 euros por metro cuadrado, si bien la caída más significativa tuvo lugar en Ibiza, donde cayeron un 21 por ciento, seguida de Sant Josep de Sa Talaia (-16,7 por ciento) y Manacor (-15,6 por ciento).

    Pese a esta caída Ibiza se sostiene como el mercado más exclusivo de las islas (15,8 euros por metro cuadrado) por delante de Sant Josep de Sa Talaia (15 euros por metro cuadrado) y Sant Antoni de Portmany (14,8 euros por metro cuadrado).

    El portavoz de idealista, Francisco Iñareta, ha explicado que la pandemia ha golpeado de lleno el mercado del alquiler en España y que los ayuntamientos más perjudicados han sido los más activos, allá donde la demanda era más fuerte.

    Conforme Iñareta, el confinamiento supuso un parón de múltiples meses en el mercado, en los que no se podían cerrar operaciones mas el número de residencias que se ponía en alquiler no dejaba de medrar.

    A lo largo de este periodo la oferta se ha llegado a duplicar en ciertas capitales, ha añadido, y una vez abierto el mercado, si bien la demanda se sostiene fuerte, no es capaz de absorber todas y cada una de las residencias libres y los dueños que desean arrendar se ven forzados a bajar el coste.

    De ahí que, ha apuntado que se prevé que mientras que se sostenga el stock los costes se sostendrán con ajustes a la baja en los costos.
    *


    Buscar
    Quizás te interese...