El proyecto pretende eludir vertidos de aguas mixtas al mar

    PALMA, 7 Abr.

    La Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado (Emaya) ha empezado este miércoles las obras de separación de aguas pluviales y alcantarillado del polígono de Son Castelló, en las que se edificarán 8,6 quilómetros de conducciones, por un precio de 6,4 millones de euros.

    Esta primera fase, que se ejecutará en la zona comprendida entre Gran Vía Asima y la avenida 16 de Julio, va a tener un periodo de ejecución de 18 meses y va a suponer la creación directa de 57 puestos, conforme ha indicado Emaya en una nota de prensa.

    Específicamente, las primeras labores consisten en la apertura de acequias en el Camí Vell de Bunyola, a la altura del cruce con la calle del Gremi de Pagesos, cerca de la estación de servicio que se halla en esta zona del polígono.

    El proyecto completo, en el que se intervendrán 18 quilómetros a lo largo de los próximos 4 años, consta de 4 fases, con un presupuesto total de 14 millones de euros, y va a suponer la creación de un total de 300 puestos directos de trabajo.

    Estas acciones se complementarán con la habilitación de un tanque de laminación para recoger las aguas mixtas provenientes de Bunyola y Esporles, por un presupuesto total de unos 2,4 millones de euros.

    Conforme ha explicado la compañía municipal, la meta de este proyecto es eludir que, cuando llueva, se mezclen las aguas residuales y las pluviales, sobresaturando de este modo la red de conducción y provocando vertidos de aguas mixtas al mar.

    En paralelo a estas actuaciones, Emaya va a aprovechar esta intervención para renovar absolutamente la red de agua bebible, que se habilitó en torno a los años 60, garantizando de esta forma la reducción de las pérdidas y las averías.

    Por otro lado, la compañía ha manifestado que se trata de una "necesidad histórica", puesto que el polígono de Son Castelló se inauguró en 1967, con una sola red para la evacuación de las aguas residuales y pluviales.

    Con el desarrollo de la urbe y de la población, la red de la depuradora que administra estas aguas resulta "insuficiente", con lo que acostumbran a generarse, "ocasionalmente", vertidos de aguas mixtas al Torrent Gros y al mar.


    Buscar
    Quizás te interese...