PALMA, 19 May.

    Endesa ha mejorado 700 metros de la red eléctrica subterránea de Es Barcarès, en Alcúdia, para acrecentar la capacidad de distribución de la línea que nutre esta zona y reducir el tiempo de interrupción del suministro eléctrico en el caso de avería.

    En una nota de prensa, la eléctrica ha explicado que la obra ha tenido un costo de 78.000 euros y que favorecerá a los 2.500 clientes del servicio del área de repercusión de esta instalación.

    En estos instantes hay 6 obras más en tramitación y a la espera de permiso en el municipio de Alcúdia. Estas obras, ha detallado la compañía, "dejarán una mejora significativa de la calidad del suministro del municipio".

    Además de esto, Endesa ha asegurado que a lo largo del 2021 está previsto instalar 12 equipos nuevos de telemando en puntos intermedios de las líneas de 15kV, con una inversión de 200.000 euros. Los equipos servirán para maniobras a distancia en estas redes, "con el propósito de disminuir al mínimo los tiempos de interrupción en el caso de avería".

    La compañía ha matizado que las líneas de distribución que han instalado ya disponen de estos dispositivos de telemando, con lo que desde el Centro de Control de Endesa se puede actuar a distancia. De esta manera, han asegurado, "no hace falta mandar a un equipo en el caso de incidencia y ahorran tiempo en la ubicación de averías".

    En los últimos tiempos, Endesa ha hecho una esencial inversión con tal de agregar a su red "los últimos avances tecnológicos". El propósito, ha explicado, es dar una contestación conveniente a las peculiaridades del territorio con la automatización de las infraestructuras. "Un aspecto básico de las redes inteligentes que han tolerado el despliegue de la movilidad eléctrica, más ecológica y sostenible", ha concluido.


    Buscar
    Quizás te interese...