PALMA, 1 Feb.

    El conseller del Departamento de Movilidad y también Infraestructuras del Consell, Iván Hispalense, ha explicado este lunes, en un acto en el puente de Francisco Martí Mora de Palma, la entrada en vigor de la reducción de velocidad a 80 quilómetros por hora en toda la vía de cintura (Ma-20).

    Conforme ha informado Hispalense a declaraciones a los medios en el acto, recogidas en nota de prensa, la nueva regla viene avalada por informes técnicos del Departamento de Movilidad y también Infraestructuras del Consell, medioambientales, de estruendos y de fluidez y del Ministerio de Interior que afirman que "reduciendo la velocidad, dismuyen los gases contaminantes que generan los automóviles y, además de esto, el estruendos que provocan asimismo es menor".

    Por consiguiente, ha añaddio, "la medida repercutirá de forma positiva en la calidad del aire, que va a ser mejor, y asimismo va a ayudar a reducir los ruidos".

    El conseller insular ha explicado que todos y cada uno de los estudios sobre la calidad del aire han determinado que, desde 80 km/h es donde se hace evidente la reducción de las emisiones de dióxido de carbono, perjudiciales para la salud de las personas. Lo mismo sucede, ha hecho hincapié, con el estruendos, conforme informes que acreditan la medida y que corroboran que a menor velocidad reduce la siniestralidad y peligrosidad. En el caso de accidentes, ha dicho, estos van a ser más leves.

    Además de esto, ha señalado que "está probado que a más y mayores infraestructuras, más automóviles, y, por consiguiente, más atascos y más perjuicios para el medio ambiente y la salud de las personas. Ampliar carreteras edificando más carriles, con el tiempo, no repercute en una mayor fluidez en la circulación, todo lo opuesto. Solo comparando la velocidad y reduciéndola se hallarán mejoras".

    Se trata, ha incidido Sevilano, de un hecho confirmado asimismo en los informes sobre la medida que los próximos días se van a dar a conocer en la Comisión de Movilidad, en la que están presentes los conjuntos políticos con representación en el Consell, como las distintas administraciones que tienen competencias en este campo y que han dado apoyo a la reducción que ha tomado como modelo otras urbes europeas o bien españolas, como Barna, la capital de España, Valencia o bien Málaga.

    Por último, el conseller insular ha anunciado esta jornada que la reducción de la velocidad máxima en la Vía de Cintura de Palma es la primera de una serie de medidas proyectadas a favorecer una movilidad más sustentable y se complementará con otras actuaciones, como la entrada en funcionamiento de vías de alta ocupación.

    En este sentido, ha avanzado que se ha creado un conjunto de trabajo con el Govern y el Municipio de Palma, que se reunirá por vez primera esta semana, para comenzar a estudiar una propuesta de carriles autobus VAO en los ambientes de la área metropolitana.

    "De este modo se va a dar el próximo paso, promoviendo asimismo el transporte público o bien el vehículo compartido, y de esta manera se va a poder lograr reducir el número de automóviles que circulan en las carreteras de Mallorca", ha dicho el responsable del Departamento de Movilidad y también Infraestructuras del Consell.

    El conseller insular Iván Hispalense ha estado acompañado en el acto de este lunes por el directivo insular de Movilidad, Gonzalo Llamas; el directivo general de Movilidad y Transporte Terrestre del Govern, Jaume Mateu, el concejal de Movilidad del Municipio de Palma, Francesc Dalmau, la directiva provincial de la DGT, Francisca Ramis, y el comandante de la Guarda Civil, Manuel Aguilera.


    Buscar
    Quizás te interese...