Suscríbete a nuestro canal de Telegram para percibir día a día noticias como esta

    MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

    España suspenderá de forma temporal la administración de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la compañía AstraZeneca, tras advertirse en otros países múltiples casos de trombosis en personas a las que se le habían administrado esta vacuna, conforme han confirmado a Europa Press.

    Así se ha acordado en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), citado de forma urgente este lunes por la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y en el que han participado los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas.

    Esta resolución ya ha sido adoptada por Francia, Alemania, Iralia, Austria, Dinamarca, Estonia, Lituana, Noruega, Islandia, Tailandia y también Irlanda. Además de esto, comunidades autónomas como Cataluña, Castilla y León, Canarias, Comunidad Valenciana, Asturias y Andalucía han suspendido cautelarmente asimismo la inoculación de esta vacuna.

    Actualmente, la Agencia Europea del Fármaco (EMA, por sus iniciales en inglés), que se volverá a reunir este martes, estudia los acontecimientos trombóticos notificados, aunque ha señalado que, de momento, no hay rastros de que la vacunación haya ocasionado estas afecciones, "que no figuran como efectos secundarios de esta vacuna".

    Del mismo modo, el pasado viernes la OMS (OMS) seguró que "no hay razón para no usar" la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19. "Hay personas que mueren todos y cada uno de los días, con lo que es muy normal que haya personas que han sido inmunizadas y mueren. Los informes libres hasta el momento no establecen una relación directa con los trombos puesto que este porcentaje se ha observado asimismo entre la población general", afirmó la subdirectora general de la OMS para el Acceso a Fármacos y Productos Sanitarios, Mariângela Simão.


    Buscar
    Quizás te interese...