Los comparecientes mantienen que los cargos políticos no tenían conocimiento de los casos de abusos sexuales y que eran los técnicos quienes decidían de qué manera actuar

    PALMA, 18 Feb.

    Ex- responsables del Instituto Mallorquín de Temas Sociales (IMAS) en la etapa 2007-2011 han asegurado este jueves, en la comisión política que hace el Consell de Mallorca, que cualquier rastro de delito sexual sobre un menor se denunciaba.

    En la asamblea de este jueves estaban convocados el directivo de Protección al Menor y Atención a la Familia entre 2007 y 2010, Gregori Estarellas, y su sucesor hasta el final de la legislatura, Antonio Muñoz; el presidente del IMAS entre 2007 y 2011, Jaume Garau, y la vicepresidenta en exactamente el mismo periodo, Josefina Ramis.

    Muñoz, el primero en comparecer, ha explicado que estuvo solo unos meses en la dirección insular y ha recordado avances en la atención a menores como mejoras en los centros residenciales, un acuerdo con el Instituto Abalear de la Residencia (Ibavi) o bien programas de acogimiento familiar.

    Muñoz asimismo ha explicado que entonces no se categorizaba la explotación sexual infantil como tal sino se trataba como maltrato infantil.

    Cabe matizar que una buena parte de las intervenciones se han centrado en la atención a menores víctimas de abusos sexuales que atendía el IMAS, y no de manera expresa en un detalle de casos de fugas de menores tutelados. En este sentido, Estarellas ha explicado que el 80 por ciento de los casos tratados por los técnicos eran abusos en el ambiente familiar del menor.

    UN CASO DERIVADO A LA PENÍNSULA

    Con respecto a casos de explotación sexual infantil particularmente, Estarellas únicamente ha mentado que recuerda un caso en el que intervino la Policía, en el que se decidió derivar al menor perjudicado a un centro de la Península por razones de protección.

    Además, la exvicepresidenta Ramis ha declarado que las fugas de menores tutelados son "un indicador de que algo le pasa" a ese menor, y que es un fenómeno que "siempre y en toda circunstancia ha estado ahí". "En el momento en que un menor se fuga en menos de 24 horas ya está denunciado el hecho en Policía", ha insistido.

    Ramis asimismo ha afirmado que la relación con Fiscalía de Menores y cuerpos y fuerzas de seguridad era "muy buena".

    DECISIONES TÉCNICAS

    Los comparecientes han remarcado, a preguntas de los conjuntos del Consell, que los expedientes específicos de cada caso no llegaban a los cargos políticos y que las resoluciones las tomaban los técnicos.

    "Creo que un político no ha de ser conocedor de los informes y expedientes de los menores", ha dicho Ramis, que asimismo ha añadido que como política "no podía saber si un caso o bien otro debía ir a Fiscalía" sino más bien velar pues funcionase el sistema de forma conveniente. "No era mi responsabilidad el seguimiento de casos de forma individualizada", ha apostillado.

    Además de esto, los ex- responsables consultados este jueves han coincidido en solicitar que no se ponga el foco en las víctimas sino más bien en los atacantes, y han lamentado el daño a los menores por la exposición pública de estos casos. Asimismo han coincidido en apostar por mayor capacitación para advertir y actuar dados estos casos.


    Buscar
    Quizás te interese...