PALMA, 21 Jun.

    La presidente del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, y el regidor de Palma, José Hila, han visitado este lunes el trayecto para viandantes y bicis situado en el camí dels Reis de Palma que da acceso a el Centro de salud Universitario de Son Espases.

    Conforme han informado desde el Consell en una nota de prensa, la actuación, que conecta la barriada del Secar de la Real y zonas anejas con Son Espases, tiene como propósito primordial conservar la seguridad del tráfico y el acceso de los viandantes y corredores.

    Asimismo han estado presentes en la visita el conseller insular de Movilidad y también Infraestructuras, Iván Sevillano; la directiva insular de Infraestructuras, Olga Martínez, y los concejales de Movilidad Sustentable de Cort, Francisco Dalmau, y el del Distrito Norte de Palma, Llorenç Carrió.

    "Concluimos una intervención demandada y precisa en esta zona de Palma, que mejora la seguridad tanto para viandantes para corredores. Y lo hacemos con un proyecto que se ajusta al modelo de movilidad más sustentable que compartimos con Palma. Un modelo que plantea pequeñas actuaciones con un impacto directo sobre la ciudadanía y la seguridad vial", ha explicado la presidente Cladera.

    La ruta discurre paralela al camí dels Reis y está absolutamente separada del tráfico de automóviles. Se ha llevado a cabo desde la calle de Dionís Bennàssar hasta el acceso actual al centro hospitalario.

    El conseller Hispalense ha considerado que este proyecto "es un caso de cooperación interinstitucional" y una contestación "a una demanda que hacía años reclamaban los vecinos de la zona". "Es una obra absolutamente enfocada a la movilidad sustentable y un caso claro de que el departamento no hace solo actuaciones con asfalto", ha añadido.

    La vía dispone de 4 metros de ancho libre para la circulación no motorizada y de 480 metros de longitud. Un parterre con más de 40 árboles y un segundo ajardinado con más de 500 especies arborescentes apartan la zona reservada para los viandantes y bicis de la calzada. De forma complementaria, se ha dotado el camino con una red de iluminado compuesta durante más de 30 farolas de iluminación led y drenaje. Además de esto, las actuaciones se han complementado con un paso para viandantes elevado entre el camí de la Real y la ruta ejecutada.

    Por su lado, el regidor Hila ha remarcado "la relevancia de la cooperación entre instituciones, que deja prosperar Palma". "Deseamos lograr una urbe más sustentable, fortaleciendo las modalidades de transporte opciones alternativas al vehículo. Con esta nueva ruta se crea un recorrido seguro para ir a Son Espases a pie o bien en bici, una demanda a la que ahora se da respuesta", ha dicho.

    La obra, que empezó en el mes de noviembre del año pasado, ha tenido un costo de 405.268 euros, financiados por medio de la Ley de capitalidad. El conseller de Movilidad y también Infraestructuras ha anunciado que el próximo proyecto de estas peculiaridades, y que asimismo se ejecutará en cooperación con el Municipio de Palma, va a ser el del camí Salard, que hace algunos días comenzó el expediente de contratación y está previsto que se comience a ejecutar ya antes de terminar el año.


    Buscar
    Quizás te interese...