FORMENTERA, 27 Ene.

    La isla de Formentera va a pasar el próximo 30 de enero al nivel 4 reforzado de alarma sanitaria, conforme ha acordado el Consell y el Govern abalear.

    Tras una asamblea con la líder del Ejecutivo autonómico, Francina Armengol, la presidente del Consell de Formentera, Ferrer ha comunicado esta resolución motivada por la situación epidemiológica en la Isla, en estos instantes con 163 casos activos.

    De esta forma, la hostelería en Formentera va a deber cerrar, tal como sucede en Ibiza. Estos negocios solo van a poder vender comida o bien bebida para llevar hasta las 22.00 horas o bien a domicilio, hasta las 24.00 horas.

    Los comercios van a deber cerrar a las 20.00 horas, salvo estaciones de servicio y locales dedicados al comercio esencial, como farmacias, servicios de peluquería y estética, entre otros muchos.

    Se prohíben las actividades culturales con presencia de público, salvo teatros o bien cines donde el aforo se reduce al 30 por ciento. Asimismo se prohibe la asistencia de público a acontecimientos deportivos de cualquier categoría.

    En lo que se refiere al transporte público, se limitará la capacidad de los buses interurbanos y solo van a poder ocuparse las plazas con asiento.

    El pacto incluye asimismo la recomendación de estar en casa a las 20.00 horas o bien visitar los comercios de forma individual o bien en conjuntos de 2 personas del mismo núcleo de convivencia.

    Como en Ibiza, solo se dejarán asambleas sociales o bien familiares de personas que sean del mismo núcleo de convivencia, tanto en exterior, como en interior.

    Este endurecimiento de las medidas se ha decidido poquitos días una vez que Formentera entrase en el nivel 4 de alarma ante el aumento de casos.


    Buscar
    Quizás te interese...