PALMA, 23 Jun.

    La consellera de Presidencia, Función Pública y también Igualdad, Mercedes Garrido, ha recordado este miércoles que el pasado verano ya se actuó de forma concreta en las calles del Jamón y la Cerveza y otras áreas vinculadas al turismo de excesos para frenar la propagación del virus y no ha descartado que se vuelva a hacer argumentando el bienestar sanitario y la restauración económica.

    En una conferencia de prensa tras participar en la Conferencia Sectorial de Igualdad, Garrido ha señalado que todas y cada una de las medidas que toma el Govern --en referencias a cierres o bien sanciones en áreas problemáticas-- ante incumplimientos en materia de prevención de incremento de contagios de coronavirus se han aprobado "desde la responsabilidad" y con el propósito último de eludir contagios.

    La consellera ha recordado que el pasado verano ya se aprobaron medidas concretas para estas calles, epicentro frecuente del llamado turismo de excesos, exactamente por el hecho de que no estaban cumpliendo las medidas sanitarias.

    Garrido ha insistido en que es la responsabilidad de la sociedad la que está permitiendo que se pueda haber empezado la restauración del tejido empresarial y económico como que haya mejorado la situación sanitaria.


    Buscar
    Quizás te interese...