PALMA, 12 Ene.

    La consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha asegurado este martes que "siempre y en toda circunstancia se puede ser más restrictivo" ya antes de llegar al extremo de solicitar al Estado un confinamiento domiciliario en Baleares y no ha cerrado la puerta a que las medidas que entran en acción este miércoles vayan alén de los 15 días previstos en un inicio.

    En una conferencia de prensa para actualizar la situación epidemiológica en Baleares, Gómez, no obstante, no ha concretado cuáles serían aquellas medidas restrictivas.

    Gómez ha reconocido que 15 días --la vigencia de las limitaciones que entran en acción esta medianoche-- es "poco tiempo" para poder ver su efecto, si bien no ha adelantado si se extenderán.

    En cualquier caso, la encargada de Salud ha alertado del "peligro extremo" que lleva a tener que "extremar la prudencia" que muestran las cantidades de incidencia amontonada a 14 días en Ibiza (763 casos y 21 por ciento de positividad) y Mallorca (624 casos). En el caso de Menorca, Gómez asimismo ha expresado su preocupación frente al incremento de unos 20 casos diarios.

    Gómez ha advertido que el 60 por ciento de las UCI están ocupadas y que el número de pacientes atendidos por Atención Primaria supera los 9.300.

    La consellera ha alertado de que "vienen semanas difíciles" y ha reconocido el malestar que producen las últimas medidas restrictivas que entran esta medianoche en vigor. No obstante, ha señalado que son medidas "consensuadas" con la patronal y los sindicatos y ha expresado su confianza en que puedan verse sus efectos en las próximas semanas.


    Buscar
    Quizás te interese...